1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Líderes de Kosovo anuncian independencia sin esperar elecciones en Serbia

'No estamos dispuestos a supeditar nuestros intereses y prioridades y esperar a las elecciones presidenciales serbias. ¡Eso no pasará!', afirmó el portavoz del equipo negociador albanokosovar, Skender Hyseni, en Pristina.

La propuesta había sido hecha por la Unión Europea (UE) con el objetivo de frenar un giro a la derecha en Serbia. La fecha para la votación el año próximo no está fijada aún, pero se calcula que podría ser a principios de febrero.

'El 10 de diciembre marca el fin de las negociaciones sobre el futuro estatus de Kosovo (...) e inicia las conversaciones sustanciales de cara a la declaración (de independencia) y reconocimiento formal', dijo Hyseni.

Los cuatro meses que albanokosovares y serbios se impusieron de plazo para dialogar sobre el futuro de la provincia serbia expiraron sin que ninguna de las partes haya cedido para lograr una solución mutuamente aceptable.

Los albaneses -el 90 por ciento de la población de Kosovo- quieren declarar pronto la independencia de forma unilateral y esperan obtener el apoyo de los países occidentales.

'En los próximos días planeamos conversaciones intensas con Washington y Bruselas para coordinar los pasos importantes', dijo Hyseni, quien añadió que antes de mayo se habrá producido la independencia.

El nuevo gobierno de Kosovo debe aún formarse tras la victoria en las elecciones del 17 de noviembre del Partido Democrático, del opositor Hashim Thaci. La UE está dispuesta a negociar la independencia con los kosovares, pero no de inmediato. 'Veo un proceso de diálogo intenso entre la UE y la dirigencia de Kosovo antes de que se tomen decisiones tanto en Bruselas como en Pristina', aseguró en Bruselas Wolfgang Ischinger, representante de la UE en la 'troika' para Kosovo.

'Hay que encontrar una solución y un mecanismo que lleve al final el tema después de las elecciones en Serbia. Hay que evitar una declaración unilateral de independencia', afirmó por su parte el ministro del Exterior luxemburgués, Jean Asselborn.

En el mismo sentido se expresó su homólogo español, Miguel Angel Moratinos, quien rechazó la posible declaración unilateral de independencia de Kosovo y dijo que la UE debe llevar 'un papel de liderazgo' en el proceso relacionado con el futuro estatus de Kosovo. 'No hay que precipitarse. Ahora lo importante es que los Balcanes tengan esa perspectiva europea (de una eventual adhesión a la UE)'.

El jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, se mostró seguro de que la UE llegará a una posición conjunta sobre el futuro de Kosovo, algo que por el momento no se ha logrado. Varios países apoyan la separación de Kosovo de Serbia, pero muchos no aceptan que se produzca de forma unilateral. Chipre es el único que se niega en cualquier caso a reconocer a un Kosovo independiente.

Las conversaciones sobre 'una declaración de independencia coordinada' deben resolver 'una serie de cuestiones difíciles', según el ministro del Exterior sueco, Carl Bildt, que 'van desde el reparto de antiguas deudas hasta la definición de la nacionalidad'. Lo importante es que la UE no vuelva a la política de los años 90, cuando estaba dividida, añadió.

Solana explicó que la Unión sigue dispuesta a enviar 1.800 policías, jueces y fiscales a Kosovo para contribuir a la construcción de instituciones democráticas. Este viernes el bloque adoptará en Bruselas una declaración conjunta acerca de su posición ante Kosovo. Fuentes diplomáticas indicaron además que se deberá esperar el resultado de las deliberaciones previstas para el 19 de diciembre en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Tras una reunión celebrada hoy en Bruselas, el canciller de Portugal y presidente del Consejo de la UE, Luís Amado, destacó la falta aún de una posición común y no se mostró convencido respecto a que ésta pueda ser alcanzada el viernes.

'Nos esforzaremos por encontrar una posición común. Pero aún deben darse varios pasos en las próximas semanas', afirmó Amado y reforzó: 'Una posición común debe ser el resultado de un proceso. Avanzamos en esa dirección'. Por su parte, el ministro británico de Relaciones Exteriores, David Miliband, declaró que la UE tiene que 'liderar' el proceso y aumentar el nivel de tropas en Kosovo si es necesario, para evitar que se repita el derramamiento de sangre que marcó el colapso de la antigua Yugoslavia.

'Enfrentamos una decisión muy fuerte. ¿Por qué acabamos a mediados de los 90 con la terrible tragedia de Bosnia? Porque Europa se mantuvo al margen retorciéndose las manos y esperando que algo surgiera', dijo Miliband.

Con respecto a la pregunta de si Londres reconocerá un Kosovo independiente, Miliband dijo: 'La respuesta breve es 'sí'. Pero en los Balcanes es importante evitar las respuestas cortas y reconocer que es una situación muy complicada'. Rusia, histórica aliada de Serbia, se opuso una vez más a la independencia. El ministro del Exterior, Serguei Lavrov, aseguró que puede producir una reacción en cadena en los Balcanes y en otras partes del mundo.

El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, ha dicho que es justamente la falta de disposición rusa a alcanzar un compromiso lo que causó el fracaso de las negociaciones sobre Kosovo. Steinmeier advirtió a los líderes kosovares sobre lo dañino que resultaría una declaración unilateral de independencia y se manifestó a favor de un proceso 'coordinado' en las próximas semanas. Agencias