1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Líder iraní prohíbe inspecciones de instalaciones militares

El ayatolá Ali Jamenei vetó también las entrevistas a los científicos nucleares, lo que podría tener repercusiones en el acuerdo que se negocia con el G5+1.

Por orden constitucional, en Irán la palabra del ayatolá Ali Jamenei es la última y definitiva. Por eso, lo que él diga tiene tanta repercusión. Este miércoles (20.05.2015), Jamenei prohibió estrictamente las inspecciones de las instalaciones militares del país por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), así como las entrevistas con los científicos nucleares que trabajen para el Estado.

“No se emitirá ningún permiso”, dijo la autoridad, lo que podría tener repercusiones en la búsqueda del acuerdo entre Teherán y el grupo 5+1 (los cinco países con poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania).Precisamente la inspección de las instalaciones donde se sospecha que se trabajaría en la fabricación de armas nucleares era uno de los puntos que ya habían aceptado los negociadores iraníes.

“Nunca vamos a ceder a la presión. No vamos a aceptar demandas irracionales. Irán no dará acceso a sus científicos”, añadió Jamenei. El OIEA lleva exigiendo desde hace años la inspección de la base de Parchin, al sureste de Teherán. El equipo nuclear del presidente iraní, Hassan Rohani, habría accedido al parecer a esa exigencia, pero sólo para una inspección. Pero para el Ayatolá y la influente Guardia Revolucionaria esas inspecciones siguen siendo un tema tabú.

Conversaciones siguen

Pese a este aparente revés, el gobierno de Irán se mostró dispuesto a prolongar las negociaciones para un acuerdo definitivo más allá del 30 de junio, la fecha límite prevista originalmente por los equipos negociadores. “Para nosotros, el contenido del acuerdo es más importante que el cumplimiento del plazo”, dijo la portavoz del Ministerio de Exteriores, Marsieh Afcham.

Irán y el grupo 5+1 se encuentran negociando en Viena, a nivel de viceministros de Exteriores, la elaboración de un borrador de acuerdo, mientras en paralelo grupos técnicos estudian aspectos más detallados. El grupo 5+1 está dispuesto a permitir a Irán el desarrollo de un programa atómico civil, pero quiere cerrar cualquier vía posible al desarrollo de armas nucleares. Teherán aspira a cambio a un rápido levantamiento de las sanciones internacionales contra el país, que están dañando duramente su economía.

DZC (EFE, dpa, Reuters)