1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Líder houthi justifica toma del poder en Yemen

Abdel Malak al Huthi aseguró que la comunidad internacional debiera tratarlos bien, pues combaten a Al Qaeda. Vecinos árabes hablan de golpe de Estado.

Los rebeldes houthi, que el viernes pasado disolvieron el Parlamento y crearon un comité para gobernar Yemen durante un período de transición de dos años, se defendieron este sábado (07.02.2015) de las acusaciones de ilegitimidad que les lanzaron desde el extranjero, y también desde dentro mismo del país, señalando que tomaron el poder para evitar un fortalecimiento de la red terrorista Al Qaeda, de enorme presencia en Yemen.

“La comunidad internacional debería tener un trato positivo hacia nosotros", dijo el líder de los houthis, Abdel Malak al Huthi, quien agregó que la Constitución de transición quiere evitar que haya caos en el país. Advirtió, asimismo, que quien quiera generar problemas será enfrentado “con toda dureza” y apuntó que ahora “hay una verdadera oportunidad para que las fuerzas políticas se unan al pueblo y corrijan su marcha para construir el futuro”.

Protestas contra la toma del poder realizada por los houthis.

Protestas contra la toma del poder realizada por los houthis.

Los rebeldes chiitas declararon derrocado al presidente de transición Abed Rabbo Mansur Hadi. En su lugar, asumirá el poder un organismo de cinco miembros que aún debe ser elegido. Sin embargo, hay oposición. Estados Unidos y Arabia Saudita apoyan al derrocado jefe de Estado, mientras que en las calles de Yemen miles de opositores están saliendo a las calles y exigen al Ejército que restituya el orden constitucional.

“Golpe de Estado”, dice consejo árabe

Tras el anuncio de ayer, la violencia no se hizo esperar. A primera hora de la mañana de este sábado, una bomba explotó frente al Palacio Republicano de Saná, donde tres guardias y una civil resultaron heridos. Cuatro houthis, en tanto, murieron en un enfrentamiento en la provincia de Al Baida con milicianos tribales, que atacaron una posición del grupo chiita apoyado por Irán. Las protestas, en tanto, fueron dispersadas por milicianos houthis.

En las protestas también participaron partidos, como Al Islah (vinculado a los Hermanos Musulmanes), que calificó la acción de los rebeldes de “unilateral” y llamó a “retornar al diálogo”. Mientras, el Partido del Congreso Popular General señaló que “el acta constitucional supone una agresión a la legitimidad de la actual Constitución”. En el sur, clanes sunitas advirtieron que reforzarán sus posiciones para combatir a los houthis.

Por su parte, el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo acusó a los houthis de haber dado un golpe de Estado. El consejo, formado por Arabia Saudita, Omán, Qatar, Bahréin, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos, podría ser una muestra de un mayor aislamiento para el empobrecido Yemen. “Este golpe houthi es una escalada peligrosa que rechazamos y es inaceptable. Contradice por completo el espíritu de pluralismo y coexistencia que ha conocido Yemen”, dijo el Consejo en un comunicado.

DZC (EFE, dpa, Reuters)

DW recomienda