1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Kurdos llegan a las puertas del bastión del EI en Siria

Las Unidades de Protección del Pueblo, junto a fuerzas del Ejército Libre Sirio, tomaron una colina en la provincia de Al Raqqa.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó este lunes (16.02.2015) que las fuerzas kurdas que expulsaron al Estado Islámico de la ciudad de Kobani, han llegado hasta las puertas del principal bastión de los yihadistas en Siria, la provincia de Al Raqqa. Desde que el pasado 26 de enero los kurdos expulsaran totalmente a los extremistas desde Kobani y han recuperado el control de unos 2.000 kilómetros cuadrados.

Al Raqqa es la capital de la provincia del mismo nombre, una ciudad que ha sido erigida por el Estado Islámico como su capital de facto. De acuerdo con el Observatorio Sirio (un grupo con sede en Londres y que cuenta con una gigantesca red de corresponsales en Siria), las Unidades de Protección del Pueblo kurdas, apoyadas por combatientes de la Brigada de los Revolucionarios de Al Raqqa vinculada con el Ejército Libre de Sitio, tomaron una colina en la provincia de Al Raqqa.

“Es la primera vez que entra a esa provincia”, dijo Rami Abdulrahman, fundador del Observatorio, quien agregó que al menos 35 milicianos del EI y cuatro kurdos perdieron la vida en enfrentamientos en los alrededores de Kobani, los peores choques desde que los kurdos recuperaron el control de la ciudad, ubicada en la frontera de Siria con Turquía, luego de estar varios meses asediados por los terroristas islámicos.

Apoyo aéreo

En la lucha por expulsar lejos de Kobani a los insurgentes, los kurdos llegaron hasta la frontera administrativa entre Alepo, donde se halla Kobani, y Al Raqqa. Actualmente, las Unidades de Protección del Pueblo dominan un área que se extiende a unos 40 kilómetros por el este de Kobani, 30 kilómetros por el oeste de esta ciudad y entre 30 y 35 kilómetros por el sur y el suroeste.

En los avances, los kurdos han recuperado al menos 163 villas que estaban bajo dominio del EI, al tiempo que han ido sumando combatientes que se oponen al Estado Islámico. Las fuerzas kurdas pudieron expulsar a los yihadistas gracias al apoyo que recibieron de la coalición internacional, que bombardea posiciones de los radicales tanto en Siria como en Irak, en un intento por disminuir su capacidad de acción y ayudar a las fuerzas que los enfrentan en el terreno.

DZC (EFE, Reuters)