1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Kurdos exigen a Turquía que detenga ataques “provocativos”

Denuncian haber sido objetivos militares cuatro veces la semana pasada, cuando combatían al Estado Islámico. Kurdistán iraquí toma medidas.

Los milicianos kurdos que combaten al Estado Islámico en el norte de Siria, exigieron este sábado (01.08.2015) que Turquía cese los ataques que realiza contra las posiciones de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), de lo contrario tendrá que atenerse a las consecuencias. Así lo declaró la Comandancia General de esta fuerza mediante un comunicado, donde enumera la lista de los bombardeos realizados por las fuerzas armadas turcas la última semana.

Las Unidades de Protección del Pueblo son las fuerzas sobre el terreno más eficientes a la hora de enfrentar al Estado Islámico. Turquía inició operaciones presuntamente contra el EI, aunque ha terminado centrando sus ataques sobre posiciones kurdas tanto en Siria como en Irak, lo que hace sospechar a los kurdos que las misiones militares son, más bien, un intento por frenar presuntas ambiciones de ese grupo por formar un estado propio.

La Comandancia General aseguró que los pasados 24 y 26 de julio tanques turcos dispararon proyectiles contra sus posiciones en Zur Magar, en el norte de la provincia siria de Alepo. Esos ataques causaron heridas a cuatro combatientes de la Brigada Volcán del Éufrates del Ejército Libre Sirio (ELS), que colabora con las YPG en esa zona. El texto agrega que el día 28, soldados turcos dispararon balas contra miembros de las YPG cerca de la ciudad siria de Tel Abiad, fronteriza con Turquía.

El objetivo no son las YPG

A todo lo anterior se suma que en los tres últimos días aviones tripulados y drones turcos han sobrevolado las áreas de Serrin, en Alepo, y de Romeilan y Qura Yuj, en la provincia siria de Al Hasaka, todas ellas dominadas por las fuerzas kurdosirias. “El Estado turco tiene como objetivo nuestras posiciones, pese a que hemos anunciado de forma oficial que no participamos en los combates ni en los incidentes que están ocurriendo entre el PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) y el Estado turco”, lamentaron las YPG.

Las Unidades de Protección del Pueblo también pidieron “a nuestros socios de la coalición internacional contra el 'Daesh' (acrónimo en árabe del Estado Islámico) que puntualicen su postura sobre estos acontecimientos”. El comunicado agrega que “consideramos movimientos recientes de los militares turcos como acciones provocativas y hostiles”. Un alto funcionario turco reiteró que la campaña no tiene como blanco al YPG, aunque los hechos parecen desmentirlo.

Por otra parte, el presidente de la región iraquí del Kurdistán, Massoud Barzani, condenó el bombardeo turco de la aldea de Zargala, donde dijo que murieron civiles, y llamó al regreso del proceso de paz entre Ankara y el PKK. Además, pidió al PKK que aleje sus campamentos del Kurdistán iraquí para no poner en riesgo a la población. El Ministerio de Exteriores de Turquía dijo que investigaría las acusaciones, aunque aseguró que “es sabido que no hay civiles en el campamento terrorista de Zargala, pero importantes miembros del PKK estaban presentes durante los ataques aéreos”.

DZC (Reuters, EFE, dpa)