1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

''Kosovo, hora cero''

Los comentaristas analizan hoy, entre escépticos y optimistas, la proclamación de la independencia de Kosovo.

default

Disturbios en Belgrado, Serbia, por la proclamación de la independencia de Kosovo.

Generosas promesas de ayuda

FRANKFURTER ALLGEMEINE ZEITUNG, Fráncfort del Meno: “La decisión de los kosovares, en estrecha coordinación con importantes gobiernos occidentales, de proclamar unilateralmente la independencia si bien es la segunda mejor solución, es la única opción. Las exigencias del Comisionado Especial Ahtisaari se transformarán ahora en leyes también sin el mandato de la ONU. Pero la UE no podrá eludir su responsabilidad para con esa región. Al nuevo Estado y a Serbia ofrece un futuro sólo la perspectiva de una integración en la Unión Europea, porque con ella van unidas generosas promesas de ayuda, lo que hace perder importancia también a fronteras recién trazadas.”

Otro semiprotectorado europeo

FRANKFURTER RUNDSCHAU, Fráncfort del Meno: “La independencia del Kosovo casi no merece que se la llame así. Constitución, bandera, escudo, incluso el día de la proclamación les fueron impuestos a los kosovares por las potencias occidentales. Lo que ahora se festeja como el nacimiento de un nuevo Estado es poco más que la creación de otro semiprotectorado europeo en los Balcanes.”

Reaccionar como cualquier otro Estado

POLITIKA, Belgrado: “Perdedores son hoy en Serbia todos aquellos que se habían esforzado por combinar el orgullo nacional con los intereses del Estado, la tradición con la modernidad, los valores europeos con el respeto por sí mismo y el derecho con la justicia. La tarea de nuestro Estado es reaccionar a la independencia de Kosovo como cualquier otro Estado reaccionaría a la separación de una parte de su territorio.”

Kosovo, hora cero

EL PAÍS, Madrid: Kosovo, cuya independencia unilateral se proclamó ayer eufóricamente en Pristina, tardará años en ser un Estado viable, pero la tarea inmediata de sus mentores consiste en impedir que se convierta en poco tiempo en uno fallido. Lo que no es imposible si se considera que en sus escasos 11.000 kilómetros cuadrados está casi todo por hacer. En el empeño resultará crucial la vasta misión montada por la Unión Europea para apuntalar los primeros tiempos de la nueva nación.

Kosovo se halla en Europa

DERNIÈRES NOUVELLES D´ALSACE, Estrasburgo: “Lo que llama la atención de esta independencia es la atmósfera de tensión. Como si el mundo hubiera regresado al enfrentamiento entre los bloques. De un lado se hallan los admirados Estados Unidos, a los que en Pristina se agradece con banderas norteamericanos ondeantes. Del otro lado se halla Rusia, que con sus ingresos derivados del gas engrosa sus músculos e invierte en Serbia. Pero Kosovo está ubicado en Europa.”

DW recomienda