1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Kirchner responde a las críticas británicas en el aniversario de Las Malvinas

"No somos un peligro", dice la presidenta argentina a Gran Bretaña, mientras les pide que no utilicen a Argentina como excusa para aumentar el gasto militar en beneficio del lobby armentista.

La presidenta argentina, Cristina Fernández Kirchner, rechazó hoy la decisión del gobierno del Reino Unido de incrementar su presencia militar en las Islas Malvinas ante la supuesta amenaza de una nueva invasión. La mandataria acusó al primer ministro británico David Cameron de hacer "uso electoral" del conflicto de soberanía entre Argentina y el Reino Unido por las islas del Atlántico Sur y afirmó: "(los argentinos) no somos un peligro para nadie".

Londres anunció semanas atrás que aumentaría sus medidas de seguridad en las islas Malvinas porque considera que existe "una amenaza muy viva" de parte de Argentina, que podría intentar volver a invadirlas como hizo en 1982. Fernández pidió que dejen de usar a su país como "excusa" para aumentar el gasto militar en las islas Malvinas y dar respuesta al lobby armamentista.

Aniversario de la Guerra de Las Malvinas

Las críticas las hizo este jueves (02.04.2015) al encabezar el acto central por el 33 aniversario del desembarco argentino del 2 de abril de 1982 en el archipiélago de las Malvinas (situadas a unos 400 kilómetros de la costa sur de Argentina y bajo dominio del Reino Unido desde 1833) lo que desembocó en una guerra entre los dos países, en la que murieron más de 600 soldados argentinos y 255 británicos.

"¿Qué nos vienen a contar a nosotros que estamos preparando invasiones? ¿A dónde? ¿Con qué? Si nuestro territorio siempre fue invadido. Al contrario, toda nuestra región, toda la América del Sur es una región de paz", enfatizó.

"Las islas" volverán a ser "parte de nuestro territorio"

"No se preocupen, que no pongan una sola libra más en la defensa de Malvinas, que las pongan en alimentar ingleses, en darles trabajo, educación a los ingleses. No somos un peligro para nadie, no solamente para los ingleses. No somos un peligro en términos militares, de ofensiva militar", aseguró de la ciudad austral de Ushuaia.

La presidenta reclamó que el Reino Unido "se siente a dialogar en el marco de la ONU" y aseguró: "No tengan la menor duda de que vamos a volver a ver las islas formando nuevamente parte de nuestro territorio. No es voluntarismo, no es una mera utopía". A su vez, aclaró: "No será con militarización, sino el camino de reencuentro y la soberanía".

LGC (dpa / EFE)