1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Kim Jong-un, dispuesto a reunirse con su par surcoreana

El líder supremo de Corea del Norte aseguró que pondrá todo su esfuerzo para mejorar las relaciones con sus vecinos.

Durante su discurso de Año Nuevo, el líder supremo de Corea del norte, Kim Jong-un, dio una sorpresa al señalar que estaba dispuesto a reunirse con la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye. Kim aseguró en su alocución, transmitida por los medios estatales este jueves (01.01.2015), que pondrá todo su esfuerzo en mejorar las relaciones intercoreanas, por lo que “no ha ninguna razón” para no celebrar “conversaciones al más alto nivel”.

“Si las autoridades surcoreanas sinceramente quieren mejorar las relaciones entre Corea del Norte y del Sur a través de conversaciones, podemos reanudar las reuniones de alto nivel”, fueron sus palabras. “Si la atmósfera y el ambiente están, no hay razón para no mantener una cumbre de alto nivel (con Corea del Sur)”, agregó el jefe de Estado, quien llegó al poder en 2011, tras la muerte de su padre, Kim Jong Il.

Las palabras de Kim se conocen tres días después de la propuesta de Seúl para entablar nuevas conversaciones de acercamiento. No obstante, el régimen norcoreano no se ha manifestado de forma concreta al respecto. La presidenta surcoreana ha dicho en varias ocasiones su disposición a reunirse con Kim, aunque aclarando siempre que en esas conversaciones habría que abordar el desmantelamiento del programa nuclear norcoreano.

Sin límites

La reacción surcoreana no se hizo esperar. El ministro de Unificación, Ryoo Kihl-jae, dijo que Seúl “considera significativo que Kim mostrara una actitud positiva hacia el diálogo Sur-Norte en su discurso de Año Nuevo”, destacando la importancia de llevar a cabo encuentros “francos y sustanciales”. “Con esa idea en mente, nuestro Gobierno tiene esperanza en el diálogo entre autoridades surcoreanas y norcoreanas en el futuro sin poner límites”, agregó.

Es la primera vez que Kim Jong-un habla de celebrar un encuentro entre los líderes de las dos Coreas, países que siguen técnicamente en guerra, pues el conflicto que los enfrentó entre 1950 y 1953 se cerró con un armisticio, no con un tratado de paz. Desde la división de la península coreana, hace 70 años, sólo se han producido dos encuentros al más alto nivel entre los países vecinos: en el año 2000 y en 2007.

DZC (dpa, EFE, Reuters)