Kiev inicia la revisión de la carga humanitaria rusa para el este de Ucrania | El Mundo | DW | 15.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Kiev inicia la revisión de la carga humanitaria rusa para el este de Ucrania

La Guardia Fronteriza y el Servicio de Aduanas ucranianos iniciaron hoy la revisión y certificación de la carga humanitaria rusa destinada para la población del este de Ucrania.

El controvertido convoy humanitario ruso destinado a los habitantes del convulso este de Ucrania,desgarrado por cuatro meses de conflicto armado entre las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos, se encuentra en un pueblo fronterizo, todavía en territorio ruso, al sureste de la ciudad ucraniana de Luganks, informó el gobierno ucraniano este viernes (15.8.2014).

Casi 60 funcionarios ucranianos se desplazaron al paso fronterizo ruso "Donetsk", donde se encuentra desde ayer la columna rusa, e "iniciaron la revisión aduanera y la certificación de la carga", informó el mando militar ucraniano. "La carga irá a Lugansk", dijo el mando militar, una ciudad al borde de la catástrofe humanitaria, sin luz ni agua desde hace dos semanas y abandonada por la mitad de su casi medio millón de habitantes.

Supervisión de la Cruz Roja y de la OSCE

La certificación es supervisada por representantes de la OSCE y del Comité Internacional de la Cruz Roja, que acompañarán el convoy una vez entre en territorio ucraniano y se encargarán de repartir la carga entre la población civil de Lugansk.

Al otro lado del paso fronterizo ruso "Donetsk" está el ucraniano "Izvárino", en manos de los separatistas prorrusos y el punto más probable por el que podría entrar la columna humanitaria en el territorio de Ucrania. Kiev ya adelantó, sin especificar, que el convoy cruzaría la frontera por el punto más cercano a Lugansk para agilizar la distribución de la ayuda a la población de esa ciudad, controlada por los prorrusos pero sitiada por las fuerzas ucranianas.

Tanto "Izvárino" como el vecino "Dolzhanski", ambos controlados por los rebeldes, son los dos pasos fronterizos más cercanos a Lugansk. El convoy, integrado por 262 camiones rusos, transportan según Moscú unas dos mil toneladas de cereales, azúcar, alimentos para niños, medicinas, sacos de dormir y generadores eléctricos.

CP (efe, dpa)

DW recomienda