Kiev abrió mesa redonda por la unidad nacional | Europa | DW | 14.05.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Kiev abrió mesa redonda por la unidad nacional

El gobierno de transición ucraniano busca con dicha negociaciones una salida al conflicto a la que no fueron invitados representantes de los separatistas armados.

Mesa redonda en Kiev.

Mesa redonda en Kiev.

En las conversaciones de Kiev participan el presidente Alexander Turchinov, los ex mandatarios Leonid Kuchma y Leonid Kravchuk, el diplomático alemán Wolfgang Ischinger, así como la ex primera ministra Julia Timoshenko, quien se presenta como candidata para las elecciones del 25 de mayo.

El principal representante de las regiones del este es Serhiy Taruta, el gobernador de Donetsk designado por Kiev. "Estamos dispuestos al diálogo, pero no con extorsionadores y saqueadores", señaló Turchinov, que abogó por la organización de mesas redondas en todas las regiones del país.

Tanto el gobierno ucraniano como la canciller alemana Angela Merkel aseguraron que sólo aquellos que rechazan la violencia pueden participar en las conversaciones. El diálogo sólo es posible con las fuerzas que persigan "objetivos políticos legítimos" y "que no tengan las manos manchadas de sangre", argumentó la cúpula de la ex república soviética.

Comicios presidenciales del 25 de mayo

El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, dijo que espera que el diálogo sirva para reducir las tensiones. "Cada día cuenta", aseguró en París, después de reunirse con su homólogo francés, Laurent Fabius.

Alemania y Francia han destacado en varias ocasiones la importancia de los comicios presidenciales del 25 de mayo en Ucrania y amenazaron con establecer nuevas sanciones contra Rusia si no se pueden celebrar debido a la violencia que azota la región. Los ministros de Exteriores de Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania aprovecharán el encuentro que sostendrá el jueves del grupo Amigos de Siria en Londres para discutir los hechos de Ucrania.

Rusia, que ha sido acusada por Ucrania y Occidente de apoyar a los separatistas, considera que el gobierno en Kiev debe iniciar conversaciones con los rebeldes antes de las elecciones.

¿Bajas en ambos bandos?

Mientras, fuentes de los separatistas aseguraron hoy que fuerzas prorrusas mataron a ocho soldados ucranianos e hirieron a otros siete en nuevos enfrentamientos en la ciudad de Slaviansk. También hubo bajas entre los rebeldes, aseguró el autonombrado "alcalde popular" de Slaviansk, Viacheslav Ponomariov, a la agencia Interfax.

No hay confirmación independiente del incidente. En los combates nocturnos los prorrusos habrían destruido además "varios" blindados, según Ponomariov.

El gobierno en Kiev admitió que no controla gran parte de esas regiones, donde separatistas armados ocuparon edificios públicos sin que encontraran resistencia de la policía local. El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, advirtió hoy que las operaciones militares de Kiev contra los separatistas están llevando al país al borde de la guerra civil. "Ucranianos que matan a ucranianos, eso es lo más cerca que se puede estar de la guerra civil", aseguró, y reiteró que Rusia no enviará tropas a Ucrania.

En tanto, el presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, dijo que la organización se prepara para una posible escalada del conflicto en Ucrania, donde reforzó su presencia. "La situación en Ucrania está entre las prioridades de nuestro radar, nos estamos preparando para posibles problemas", dijo en Ginebra durante la rueda de prensa anual de la organización.

JOV (dpa, tagesschau)