1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Kerry se reunirá con Putin la semana que viene

En su viaje a Moscú debatirá la situación en Ucrania y en Siria, donde hoy Rusia ha desmentido que vaya a emplazar nuevas bases aéreas. Donde sí ha desplegado nuevos misiles el Ejército ruso es en el Ártico.

Serbien OSZE Kerry mit Lawrow in Belgrad

Kerry, con el ministro ruso de Exteriores, Lavrov, el pasado 3 de diciembre en Belgrado.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, viajará la semana próxima a Moscú para reunirse con el presidente ruso Vladimir Putin. Ucrania y Siria son los dos temas principales en la agenda de un encuentro para el que no ha especificado fecha. Kerry, que se encuentra en París participando en la cumbre climática, afirmó que Moscú "ha sido constructivo" en la búsqueda de una solución al conflicto sirio, a pesar de sus intereses políticos y militares en el país.

"Voy a viajar a Moscú en una semana y me reuniré con él [Putin] y con el ministro de Exteriores Lavrov para hablar de Siria y Ucrania", dijo Kerry. "Nos han ayudado en este proceso: Rusia ha sido constructiva ayudando a que se celebraran y tuvieran éxito las conversaciones de Viena, y creo que ellos quieren un acuerdo político".

Misiles en el Mar del Norte

Moscú afirmó este mismo miércoles (09.12.2015), a través de su Ministerio de Defensa que no tiene planes ni necesidad de emplazar nuevas bases aéreas en Siria, desmintiendo así informaciones de prensa. "No ha habido ni hay ninguna necesidad operativa de emplazar 'bases aéreas' adicionales en Siria, como han inventado ciertos estrategas de salón", dijo el portavoz de Defensa, Igor Konashenkov, citado por las agencias locales.

Agregó que "no hay que ser un gran experto militar para comprender que desde la base de Jmeimim, donde está destacada la agrupación aérea rusa, los aviones llegan a cualquier punto del territorio de Siria en 30-40 minutos de vuelo".

Donde sí ha admitido Rusia que ha instalado nuevos misiles antiaéreos es en el Ártico, concretamente en el archipiélago de Nueva Zembla. "El regimiento ha sido emplazado de manera permanente en el archipiélago Nueva Zembla y está dotado de sistemas de misiles antiaéreos S-300 capaces de abatir medios de ataque del enemigo en un radio de centenares de kilómetros", dijo el capitán de navío y portavoz de la Flota rusa del Mar del Norte, Vadim Serga, a la agencia Interfax. Rusia ya tuvo ahí desplegados misiles hasta la caída del régimen soviético. "A partir de diciembre de 2015 la situación ha cambiado de manera radical. Desde ahora, la zona del archipiélago y la ruta marítima del Norte están defendidas de todo tipo de ataques aéreos", recalcó Serga.

LGC (Reuters / AP / EFE)

DW recomienda