1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Kerry pide a China que ejerza más presión sobre Corea del Norte

Corea del Norte y la supuesta militarización por parte de China de las disputadas islas Spratly fueron dos de los temas principales del encuentro entre Kerry y el ministro chino de Exteriores.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, pidió este miércoles (27.01.2016) a China que ejerza mayor presión sobre Corea del Norte para que el régimen comunista de Pyongyang abandone su programa de desarrollo de armas nucleares. Durante una visita de dos días a Pekín que inició ayer martes, Kerry acordó con su homólogo chino, Wang Yi, acelerar los esfuerzos para que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas apruebe una nueva resolución sobre Corea del Norte como respuesta a la nueva prueba nuclear que Pyongyang realizó a principios de mes.

Kerry argumentó que Pekín está en condiciones de adoptar "medidas efectivas", aludiendo a las relaciones económicas que China mantiene con Corea del Norte. "Las acciones de Kim Jong-un son temerarias y peligrosas", dijo el jefe del Departamento de Estado ante la prensa al término de su reunión con Wang Yi, ministro chino de Exteriores. China tiene la "capacidad particular (...) de resolver esta cuestión", agregó. "Estamos de acuerdo en que es importante que haya una resolución contundente".

Wang Yi, en cambio, sostuvo que "las sanciones no son un objetivo en sí", sino que el objetivo debería ser conseguir que Corea del Norte vuelva a la mesa de negociaciones. "(La ONU) no debería provocar nuevas tensiones y desestabilizar la península de Corea", subrayó Wang Yi. En opinión de algunos analistas, China es reacia a usar toda su influencia para presionar a Corea del Norte para que frene su desarrollo nuclear, porque teme que un exceso de presiones pueda causar el colapso del régimen de Kim Jong-un y, como consecuencia, provocar una afluencia masiva de refugiados hacia China.

Sobre las islas Spratly

Por otro lado, Wang Yi negó ante el secretario de Estado de EE.UU. que su país esté militarizando unas islas que se disputa con países vecinos, y subrayó que "no podemos aceptar alegaciones de que nuestras palabras no van parejas a nuestras acciones". "China ha mostrado su compromiso de no llevar a cabo esa llamada militarización", dijo Wang en una rueda de prensa junto a Kerry. El ministro chino se refería a sus construcciones en las islas Spratly, situadas en el Mar de la China Meridional y disputadas total o parcialmente por China, Filipinas, Vietnam, Malasia, Brunei y Taiwán.

Algunos miembros del Gobierno de EEUU, entre ellos el secretario de Defensa, Ashton Carter, han manifestado en los últimos meses su preocupación ante lo que consideran una creciente actividad militar de China en esas islas. El ministro chino admitió, no obstante, que su país ha construido "algunas instalaciones para proveer algunos servicios, y también ciertas instalaciones de defensa", que, según dijo, respetan las leyes internacionales. "Si uno quiere interpretar eso como militarizar, entonces el Mar de la China Meridional ha sido militarizado desde hace mucho tiempo, y China no es el primero en hacerlo", concluyó Wang.

MS (dpa/efe)

DW recomienda