1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Kenia anuncia mano dura y Al Shabaab amenaza con más sangre

Un texto de la milicia Al Shabaab enviado a los medios amenaza con próximos derramamientos de sangre. Por su parte, el presidente de Kenia anunció "severidad". Cinco sospechosos ya han sido detenidos.

El presidente de Kenia, Uhuro Kenyatta, prometió hoy (04.04.2015) responder de "las formas más severas" al ataque perpetrado esta semana por la milicia islamista Al Shabaab contra un campus universitario. que dejó 147 muertos. "Nuestros antepasados sangraron y murieron por esta nación y nosotros haremos todo lo posible para defender nuestro estilo de vida", señaló el mandatario en un discurso desde la casa de Gobierno, en Nairobi. Las declaraciones de Kenyatta se conocieron después de que el Gobierno anunciara la detención de cinco sospechosos en relación con el ataque. Dos de los atacantes fueron arrestados en el lugar de la matanza. Uno de ellos era un tanzano que tenía en su poder varias granadas y el otro un guardia de la universidad que se cree ayudó a los milicianos. Se trata de un keniano de origen somalí que tenía en su poder material yihadista. Los otros tres fueron detenidos cuando intentaban cruzar a Somalia.

El Gobierno cree que los responsables respondían a Mohamed Kuno Gamadheere, conocido también como Mohamed Dulyadayn, por quien Kenia ha ofrecido una recompensa de 20 millones de chelines (212.000 dólares). Kuno, un antiguo profesor de una escuela coránica de Garissa, sería ahora un comandante de Al Shabaab.

Más amenazas

"Nuestra tarea de hacer frente al terrorismo se vuelve todavía más difícil debido al hecho de que los que planean y financian esta brutalidad están enclavados en nuestra comunidad y fueron vistos previamente como personas comunes inofensivas", señaló Kenyatta. Paralelamente, el grupo reiteró sus amenazas contra el país. "Nuestro mensaje a ustedes no será escrito con palabras, sino con la
sangre de su gente. Caven sus tumbas y preparen sus ataúdes ya", señaló la milicia en un texto enviado a los medios y que, según los analistas somalíes, es auténtico.

"Ningún nivel de precaución ni medidas de seguridad podrán garantizarles la seguridad, evitar otro ataque o prevenir otro baño de sangre en sus ciudades", indicó el mensaje. En el peor ataque cometido por Al Shabaab en Kenia, hombres armados asaltaron el jueves el campus de la Universidad Moi en Garissa, 350 kilómetros al noreste de Nairobi, y dispararon contra todos los estudiantes que identificaban como cristianos. Para ello les hacían preguntas sobre el Corán y mataban a los que no respondían. El atentado dejó 142 estudiantes, tres agentes de seguridad y dos empleados de la universidad muertos, mientras que además hubo 104 heridos, según el Ministerio del Interior. De los heridos, al menos 19 están muy graves.

MS (dpa/efe)