Kandinsky regresa a Dessau | Cultura | DW | 01.03.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Kandinsky regresa a Dessau

“Cuadros de una exposición” se muestran en Dessau para conmemorar el 150 cumpleaños del pintor, quien impartió clases en los años 20 en el Bauhaus, donde nacieron muchas de sus obras e insólitas ideas.

Los “Cuadros de una exposición” es en realidad una obra para piano del compositor ruso Modest Músorgsky. Para Vasili Kandinsky, esta suite de piezas sirvió de modelo musical para su primer y único proyecto teatral que se estrenó en el Teatro de Dessau en 1928. Los diseños para las escenas teatrales se muestran temporalmente en el lugar de su gestación: su antigua casa de Dessau.

Vasili Kandinsky y sus obras de arte

Vasili Kandinsky jugaba con los colores y los sonidos.

Vasili Kandinsky jugaba con los colores y los sonidos.

Vasily Kandinsky deseaba crear “obras de arte sintéticas”, la transformación de los colores en sonidos y la visualización de ciertos sonidos asociados a un color determinado. La idea que él perseguía era la comunión entre sonido, color y movimiento. “Solo existen dos series de sus diseños escénicos en el mundo: uno en el Centre Pompidou de París y el otro en la Colección de Ciencias del Teatro en la Universidad de Colonia”, dice Harald Wetzel, organizador de la exposición “Casas de maestros de Dessau”, esta última es la que se muestra en la actualidad en Dessau.

Las llamadas “Casas de maestros” se diseñaron para el profesorado en el Bauhaus por renomados arquitectos y el director del Bauhaus, Walter Gropius. El movimiento artístico se trasladó en 1926 de Weimar a Dessau y en tan solo año y medio erigió un edificio universitario y las "Casas de maestros". En la actualidad, dichas casas han recuperado su color y arquitectura originales tras haber sido restauradas. La asociación “Casas de maestros” de Dessau se ocupa del cuidado y mantenimiento de este único complejo arquitectónico.

La música de Músorgsky inspiración para Kandinsky

La casa de los maestros del pintor.

La "casa de los maestros" del pintor.

Modest Músorgsky vio en primavera de 1874 una retrospectiva del pintor y arquitecto Viktor Hartmann. Se trataban de impresiones que Hartmann captó durante un viaje por Europa, entre ellas, la gran torre de Kiev, un castillo italiano o las catacumbas de París. En memoria de su fallecido amigo, el músico compuso un ciclo de piano llamado “Cuadros de una exposición”. No se sabe con certeza cuáles fueron las pinturas que inspiraron al compositor.

Kandinsky estaba fascinado con esta música y comenzó a plasmar en pintura las impresiones sonoras. “La tarea del pintor consistía en transformar la música en pintura”, dice Harald Wetzel. “Para ello quería transformar las imágenes de objetos en pintura abstracta”.

Para la escenificación teatral de los “Cuadros de una exposición”, los diversos elementos geométricos debían desplazarse o colgarse en el escenario. “Las imágenes de la exposición solo muestran una breve impresión de la representación teatral”, comenta Wetzel y añade que “los elementos individuales estaban en constante movimiento”; mientras la orquesta tocaba surgían en el escenario obras que se correspondían exactamente con la música en el tempo exacto.

La exposición por el mundo

Diseño del pintor para su proyecto teatral.

Diseño del pintor para su proyecto teatral.

Dessau fue durante mucho tiempo el único lugar donde se representó la obra teatral del pintor. En 1883 y durante las semanas de festejos de Berlín, los estudiantes de la Universidad de las Artes reconstruyeron la obra ayudados por un guión y bosquejos de la Universidad de Colonia. Desde entonces se han representado varias versiones de su obra, también multimedia con videos, que se muestran en las salas de conciertos y museos de todo el mundo, como Nueva York o Hong Kong. Los diseños originales se pueden ver hasta el 22 de mayo de 2016 en Dessau.