1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Audiorecetas

Käsekuchen (Torta de queso o ricota)

Esta vez le toca a la torta de queso, simple y deliciosa, y de antigua data. Ya los griegos y romanos sabían disfrutarla. Pruébela y envíenos sus comentarios.

default

Creado por los griegos casi 800 años A.C. y descubierto más tarde por los romanos, la torta de queso se abrió camino en Europa y América con diferentes tipos de quesos y muchas variaciones. Esta es la receta alemana típica de la torta de queso. ¡Que la disfrute!

 

Ingredientes y preparación

 

 

Para la masa quebrada:

 

300 g de harina

100 g de azúcar

200 g de mantequilla

1 pizca de sal

1 cdita. de extracto de vainilla o ¼ de vainilla en rama

Ralldura de ½ limón mediano no tratado químicamente

 

Disponer la harina en la mesa en forma de anillo y colocar en el medio la manteca, la sal, la ralladura de limón y la yema de huevo. Mezclar todos los ingredientes y amasar suavemente hasta unir. Colocar en heladera durante 1 hora. Enmantecar y enharinar un molde de aprox. 26 cm de diámetro. Utilizar en lo posible un molde cuyo margen pueda separarse de la base. Luego, alisar la masa con palo de amasar y dividir en dos partes: una para cubrir el margen del molde, y la otra para cubrir la base. Distribuir uniendo el margen con la base para contener bien el relleno.

 

 

Para el relleno:

 

1 yema de huevo

1 kg de ricotta. Puede ser también “Quark” (cuajada).

300 g de azúcar

50 g. de polvo para postre de vainilla o preparación especial para Käsekuchen

4 yemas

4 claras batidas a nieve

1 cdita. de extracto de vainilla o ¼ de vainilla en rama

½ limón no tratado químicamente (jugo y ralladura)

600 ml de leche

 

Escurrir la ricotta en un paño. Mezclarla con el azúcar, el polvo para postre, las yemas, la vainilla, la ralladura de limón y la leche. Batir con batidora hasta obtener una crema homogénea. Agregar por último las claras de huevo batidas a nieve uniéndolas suavemente a la crema con una cuchara de madera. Volcar la crema sobre el molde cubierto por la masa quebrada y hornear a 180º C (horno eléctrico) durante aprox. 40 minutos (en horno a gas: mediano a fuerte durante 30 a 35 minutos.) Dejar enfriar la torta en el molde hasta que baje la superficie y desmoldar cuando se haya enfriado por completo.

 

Puede acompañarse con crema batida decorando las porciones.

DW recomienda