1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Justicia holandesa ''censura'' entrevista sobre padre de Máxima

El ministerio público de Holanda habría frenado la publicación de una entrevista en la cual un destacado político holandés del partido liberal de centroizquierda D66 pide una "investigación penal a fondo" del papel que tuvo en la dictadura argentina el padre de la princesa Máxima, Jorge Zorreguieta.

Según informa la página web del periódico holandés "NRC Handelsblad", el ministerio público (OM) se negó a incluir esa entrevista en la revista corporativa "Opportuun" con el ex líder del D66 Boris Dittrich. Se consideró que el texto contenía opiniones "demasiado sensibles" en relación con el padre de la princesa Máxima, consorte del príncipe heredero al trono de los Países Bajos, Guillermo-Alejandro.

Dittrich, actualmente en la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch en Holanda, abogaba por una "investigación penal en profundidad" independiente sobre el papel que tuvo Jorge Zorreguieta en la junta militar argentina (1976-1983). El año pasado, un grupo de familiares de desaparecidos en Argentina en el período de facto presentó una querella ante la Justicia holandesa por la supuesta responsabilidad penal de Jorge Zorreguieta.

En la entrevista, Dittrich expresa su confianza en que si el ministerio público holandés decidiera un posible juicio contra el padre de la princesa Máxima, nadie obstaculice ese hipotético proceso. "Los jueces en Holanda son suficientemente profesionales como para determinar si Zorreguieta es o no culpable. El derecho debe prevalecer", comentó Dittrich. Sus palabras, según el "NRC Handelsblad", fueron tachadas.

Según el rotativo, el redactor de cierre de la revista "Opportuun", Pieter Vermaas, comentó lo siguiente a Dittrich: "todo lo relativo a Zorreguieta es considerado aquí (en Holanda) demasiado sensible". Miek Smilde, el periodista que hizo la entrevista al político holandés le dijo que los comentarios sobre Zorreguieta "tienen que ser eliminados". Finalmente, la entrevista nunca salió a la luz.

"No me gusta nada la censura. Al censurar mis palabras, el ministerio público no queda a decir verdad muy bien parado", comenta Dittrich al periódico holandés. "Parece que hay miedo a todo lo que suene a un hipotético proceso contra Zorreguieta...y el miedo es muy mal consejero", agregó (dpa).