1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Justicia autoriza extradición a EE. UU. de Kim Dotcom

Un tribunal de Nueva Zelanda decidió que el fundador de Megaupload y tres de sus exsocios deberán responder en Estados Unidos por presunta piratería informática.

Un tribunal de Nueva Zelanda determinó este miércoles (23.12.2015) que el empresario alemán y fundador de Megaupload, Kim Dotcom, y tres de sus exsocios podrán ser extraditados a Estados Unidos, donde enfrentan una causa por presunta piratería informática. La decisión adoptada por el juez Nevin Dawson afecta, además, a Mathias Ortmann, Finn Batato y Bram van der Kolk.

Todos ellos son acusados de delitos vinculados con la piratería, el crimen organizado y el lavado de dinero. Dawson aseguró que “la abrumadora preponderancia de pruebas recopiladas por la acusación establece un caso ‘prima facie' (con indicios razonables) para que los acusados respondan por cada uno de los cargos”, según el fallo entregado a la agencia EFE por Tribunales Nueva Zelanda.

El juez también mantuvo la libertad condicional que gozan los acusados desde finales de febrero de 2012, aunque les obligará a personarse en una comisaría dos veces por semana, según Radio New Zealand.

Dotcom apeló

A la salida del tribunal del distrito de Auckland, Dotcom declaró a la prensa que estaba “decepcionado” por la decisión adoptada por la justicia, pero que “la última palabra del caso” no estaba dicha. Adelantó, en todo caso, que “hemos presentado una apelación”. De acuerdo con la ley neozelandesa, los tribunales analizan si hay evidencias suficientes para proceder a la extradición, pero el ministro de Justicia es quien toma la decisión final.

Al respecto, la titular de esa cartera, Amy Adams, se negó a comentar el fallo, argumentando que los acusados aún tienen que apelar. Al ser consultada sobre una eventual extradición, respondió que “no he comenzado a pensar en ello”, enfatizando que “esa decisión no surgirá hasta la conclusión de cualquier apelación legal por parte de las personas elegibles de ser extraditados”.

El fallo se conoce tras casi cuatro años de una complicada batalla legal que comenzó en enero de 2012 con la detención de Dotcom y sus socios en Auckland a solicitud del FBI estadounidense. En caso de ser declarado culpable, Dotcom podría ser condenado a varios años de prisión. El empresario niega los cargos y rechaza su extradición. Según dice, él no hizo más que poner la plataforma a disposición.

DZC (EFE, dpa, Reuters)


DW recomienda