Juncker: salida de Grecia del euro acarrearía más problemas | Economía | DW | 01.06.2015
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Juncker: salida de Grecia del euro acarrearía más problemas

El presidente de la Comisión Europea dice que no es un escenario deseable. Italia cree que algo así es “posible”.

Ya lo dijo la directora gerente del FMI, Christiane Lagarde: Grecia podría salir del euro. La idea ha vuelto a ganar fuerza en medio de las negociaciones que lleva adelante Atenas con sus acreedores. Sin embargo, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, puso paños fríos y aseguró que semejante escenario podría traer aparejados más problemas que soluciones.

“No comparto esta idea de que tendríamos menos preocupaciones y exigencias si Grecia abandonara el euro”, dijo el luxemburgués en una entrevista que publica este lunes (01.06.2015) el diario alemán Süddeutsche Zeitung. Según la autoridad, si eso llegara a ocurrir, “se instalaría en la mente de la gente la idea de que el euro no es irreversible”, lo que traería aparejada la retirada de los inversores internacionales, previno.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas italiano, Pier Carlo Padoan, reconoció que “la salida de Grecia del euro es posible”, pero que tendría consecuencias serias a medio plazo porque, tal como dijo Juncker, significaría que la moneda única es reversible. “La verdadera pregunta es si la salida del euro es deseable y cuáles son las consecuencias”. Para él, a corto plazo no sería tan terrible, pero a mediano sí habría problemas.

Reunión para buscar consenso

Padoan dijo que, en estos momentos, “nadie está en condiciones de decir cómo se gestionaría una salida de Grecia del euro”. Pese a ello, se mostró confiado y expresó que espera que el Ejecutivo de Atenas alcance un acuerdo en los próximos días con los acreedores. “Se están desarrollando conversaciones a nivel técnico-político y sigo pensando que habrá un acuerdo pronto”, concluyó.

Grecia inicia una semana crucial en la que deberá abonar un primer tramo de unos 300 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI), mientras que durante el mes, tendrá que devolver cerca de 1.600 millones de euros. Si bien todo apunta a que hay fondos para entregar estos 300 millones, no es el caso para los tramos restantes, ni tampoco para el gasto corriente del Estado, que suma mensualmente unos 2.800 millones de euros, entre salarios, pensiones y seguridad social.

Durante la noche, la directora gerente del FMI; la canciller alemana, Angela Merkel; los presidentes del BCE, Mario Draghi; de Francia, François Hollande; y de la CE, Jean-Claude Juncker, se reunieron en Berlín para tratar de desbloquear las negociaciones con Grecia. La reunión tiene el objetivo de lograr una “posición más común” entre las instituciones, indicaron a la agencia EFE fuentes europeas.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda