1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Juncker: "No toleraremos chantajes en temas energéticos"

Las palabras de Juncker aluden a la cancelación por parte de Rusia del proyecto del gasoducto South Stream, que debía distribuir gas al sur de Europa.

En medio de las tensiones por la suspensión de la construcción del gasoducto ruso South Stream, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker advirtió hoy (04.12.2014) que la institución no tolerará "chantajes en cuestiones energéticas". Juncker hizo estas declaraciones tras reunirse en Bruselas con el primer ministro búlgaro, Boiko Borisov.

South Stream debía atravesar el Mar Negro, Bulgaria y Serbia para abastecer de combustible ruso al sudeste de Europa. Sin embargo, a principios de esta semana, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció por sorpresa la suspensión de su construcción, asegurando que Bulgaria ponía trabas al proyecto por orden de la Unión Europea.

Ante los reparos y las críticas que ponía Bruselas, el Gobierno búlgaro paralizó los preparativos para la construcción del tramo que atravesaba el país, con el fin de dar tiempo al proyecto hasta que estuviese acorde con la legislación de la UE. Juncker aseguró que los asuntos pendientes no son "insalvables" e insistió en que "South Stream puede construirse". "La pelota está en el tejado de Rusia", dijo Juncker.

Del obstáculo a la solución

"Queremos que la energía llegue a Bulgaria y a toda Europa y no aceptaremos ningún chantaje en materia energética", advirtió. "Estamos a favor de South Stream. Queremos que se construya de acuerdo con las normas europeas", apuntó por su parte Borisov. Los ministros de Energía de ocho países a los que afecta South Stream se reunirán en Bruselas el próximo martes para discutir el protocolo a seguir ahora.

Borisov confía en que "todos los detalles técnicos" puedan solucionarse en esas conversaciones. El mandatario búlgaro aseguró que no recibió ninguna "notificación oficial" de Moscú y calificó de "prematuro" el anuncio realizado por Putin de suspender el proyecto del gasoducto South Stream. Este último movimiento de Putin ha generado un nuevo foco de tensión entre la Unión Europea y Moscú, cuyas relaciones ya están dañadas por la crisis ucraniana. "Actualmente Rusia es un problema estratégico", afirmó hoy Juncker. "Espero que mañana Rusia vuelva a ser un socio estratégico", agregó.

MS (dpa/efe)