1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Juncker confía en acuerdo entre la UE y Reino Unido

El presidente de la Comisión Europea expresó su tranquilidad antes de la cumbre de Bruselas, aunque recordó que quedan por resolver algunas “cuestiones”.

La cumbre de Bruselas que comienza este jueves (18.02.2016) se vislumbra como un momento crucial en las negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido. Pese a las tensiones que se sienten en el ambiente, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, aseguró tener confianza en que los líderes comunitarios lograrán un acuerdo para que Londres permanezca en la UE.

“Estoy bastante confiado en que habrá un acuerdo en este Consejo Europeo”, dijo el político luxemburgués en una rueda de prensa previa a la reunión de los líderes de los Veintiocho, a la vez que precisó que todavía habrá que “resolver cierto número de cuestiones”, entre las que mencionó la restricción de ciertos beneficios sociales que plantea el Gobierno de David Cameron. “Estoy convencido de que el Reino Unido será un miembro constructivo y activo de la UE”, concluyó Juncker.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, indicó que la cuestión del Reino Unido que van a abordar los líderes es “un asunto decisivo para la política europea” y destacó que “el Reino Unido ha expresado ciertos deseos de mejorar la UE. Estamos dispuestos a asumir algunos”. Schulz recordó que muchas de las demandas británicas para mejorar la eficacia, la competitividad o la transparencia ya están contenidas en los acuerdos interinstitucionales.

Asuntos más apremiantes

El optimismo reflejado en la previa está supeditado, sin embargo, a otro sentimiento que domina el ambiente. Si los líderes europeos fallan en esta cumbre y no consiguen un acuerdo con Reino Unido, habrán perdido una buena oportunidad de finalizar esta renegociación y dedicar su atención a otros asuntos más acuciantes, como los miles de refugiados que presionan las fronteras de la UE.

Los líderes trabajan sobre la base de la propuesta que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, presentó el 2 de febrero sobre las cuatro áreas en las que Londres exige reformas: la gobernanza económica, la competitividad, la soberanía y los beneficios sociales y libre circulación. Los aspectos más sensibles siguen siendo la restricción del acceso a beneficios sociales de trabajadores comunitarios, la voz que quiere tener Londres en decisiones clave de la eurozona que puedan afectarle o las excepciones que reclama.

DZC (EFE, Reuters, AFP)


DW recomienda