1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Juez decidirá la suerte de Otto Pérez el próximo martes

El exmandatario de Guatemala seguirá en prisión mientras la justicia dicta su determinación. Pérez aseguró ser inocente de los cargos que se le imputan.

El futuro judicial del expresidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, se decidirá el próximo martes 8 de septiembre. Así lo determinó este viernes (04.09.2015) el juez Miguel Ángel Gálvez, quien escuchó las declaraciones de la Fiscalía y las de Pérez en una jornada donde también decidió mantener la prisión provisional en el cuartel militar de Matamoros para el hombre que hasta el jueves dirigía los destinos de Guatemala.

Pérez, que enfrenta acusaciones de corrupción por presuntamente formar parte de una trama para defraudar al fisco conocida como “La Línea”, negó las acusaciones en todo momento. Gálvez dijo tras cinco horas de alegatos que “lo prudente es aplazar la audiencia para proceder a dictar la resolución”. Tras fijar la fecha, reconoció que la decisión podría tomarse incluso después del 8 de septiembre, pues dependerá todo de cuánto se extienda la sesión de ese día.

La fiscalía presentó grabaciones telefónicas de terceras personas que, a su juicio, vinculan de manera clara al expresidente con la red de cobro de sobornos en aduanas. Sin embargo, el abogado defensor de Pérez, César Calderón, rechazó los argumentos en una apasionada presentación, en la que dijo que el expresidente ha sido “condenado socialmente” de antemano, sin evidencias y sólo a partir de “dimes y diretes”. Gálvez dijo que se tomaba este tiempo para meditar su decisión pues los alegatos de Calderón “tienen cierta lógica”.

“Mala intención”, dice Pérez

El Ministerio Público pidió al juez que ligue al proceso a Pérez. El fiscal José Morales aseguró que existen “indicios racionales suficientes” de la participación del expresidente en “La Línea”. Esta solicitud fue respaldada por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un organismo de la ONU que actúa como querellante en el proceso junto a la Contraloría General de Cuentas de la Nación y la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Pérez negó cualquier relación con el caso, señalando que “niego lo dicho por el Ministerio Público”. “Soy una persona recta, comprometida con Guatemala. No soy perfecto, puedo cometer errores y los he cometido, pero en su mayoría fueron errores de buena fe y no premeditados como los quieren hacer ver, y menos para robarles dinero a los guatemaltecos, no lo he hecho y no lo voy a hacer”, afirmó el expresidente. A su juicio, “hay mala intención” al querer vincularlo con la red de corrupción.

El militar retirado, de 64 años, renunció el jueves a su cargo, en medio de la fuerte presión. Al terminar los alegatos dijo a la prensa que “me siento muy triste no solo por eso (de seguir privado de libertad), sino por todo lo que me está tocando vivir”.

DZC (EFE, dpa, Reuters)