1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Jodorkovski: "Al aparato estatal ruso le falta legitimación"

Algunos aspectos de la evolución de la sociedad rusa sorprenden a Mijail Jodorkovski. En entrevista concedida a DW, el crítico del presidente Putin expone los problemas del aparato estatal ruso.

DW: Sr. Jodorkovski, usted era antes un hombre de negocios y ahora se dedica a asuntos sociales. ¿Con qué dificultades se enfrenta en su nuevo campo de acción?

Mijail Jodorkovsky: Para mí fue una sorpresa que la mentalidad de la sociedad rusa haya cambiado tan radicalmente desde el inicio del drama de Ucrania. No había imaginado que nuestra sociedad sufriera en tal medida un “síndrome de Weimar”. Tampoco contaba con que el activismo social pudiera ser tan ineficaz e improductivo…

¿Sabe Ud. cómo se toman las decisiones en el Kremlin y en la administración de la presidencia? ¿Qué papel desempeña Vladimir Putin? ¿Son previsibles las decisiones?

Desde la perspectiva de hoy, no se puede prever cada paso concreto, pero sí el rumbo en general. El principal problema del aparato estatal construido por Putin es la falta de legitimación del poder. Sólo existe el propio Putin y su popularidad en las encuestas. El resultado es que todo el ejército de empleados públicos actúa siguiendo dos parámetros: el primero es lo que dice Putin. El segundo es el propio bolsillo. Dado que Putin al fin y al cabo es solo un hombre y no uno acostumbrado a trabajar duro, los temas de los que se ocupa son limitados. Actualmente se dedica más bien a la política exterior. En consecuencia, la política interna se transforma en una lucha de diversos grupos por prebendas. (…) En lo tocante a las decisiones de Putin en política exterior, hay que tener en cuenta que no es una persona de pensamiento estratégico. Le presentan variantes de cómo se puede alcanzar un objetivo táctico concreto. Es un cálculo simple. Putin siempre toma la decisión que le proporcione el mayor margen para el próximo paso.

Jodorkovski conversa con Zhanna Nemzowa

Jodorkovski conversa con Zhanna Nemzowa.

¿Cómo ve Ud. su propio futuro político?

He sido y soy una persona que está en condiciones de influir en los procesos de Rusia. Espero que eso siga siendo así.

¿Tiene aún ambiciones políticas? ¿Alguna meta a largo plazo?

A mi juicio, el 2022 será el año que posiblemente traiga cambios (NdR: ese año Putin no podrá presentarse a la reelección). Podrían producirse también antes o, desgraciadamente, también más tarde. Para mí sería insensato forjar planes personales para un futuro tan lejano.

¿Qué piensa del hecho de que Rusia no esté dispuesta a cumplir fallos internacionales sobre una indemnización en el caso su antigua empresa Yukos?

Me sorprendería mucho que el actual poder estatal ruso hiciera algo que supusiera una desventaja financiera. No ve el presupuesto fiscal como algo que está al servicio de la sociedad, sino como algo que ya tiene en el bolsillo. A veces saca algo de ese bolsillo y lo reparte a los ciudadanos, para que cierren la boca. Pero ¿darles algo a los enemigos? ¿Para que dejen de ser enemigos? Supongamos que quienes detentan el poder en Rusia tuvieran la idea de cumplir la ley y devolver las acciones que confiscaron en forma absolutamente ilegítima a decenas de miles de accionistas que no habían adquirido dichas acciones en subastas… Dicho sea de paso, las subastas en relación con Yukos son consideradas ilegales por motivos inexplicables. Porque la empresa aún existe. Hoy se llama “Rosneft”. Bueno, para el ciudadano común no cambiaría nada. A él le da lo mismo quien posee tal o cual paquete de acciones.

Mijail Jodorkovski, ex jefe de la empresa petrolera Yukos, desarticulada por las autoridades rusas, estuvo preso entre 2003 y 2013. Fue condenado por evasión tributaria y estafa. Anmistía Internacional lo consideró prisionero político.

DW recomienda