1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Jefa del FMI no será investigada por escándalo en Francia

Christine Lagarde fue interrogada por segundo día consecutivo por su presunta participación en el pago de una cuestionada indemnización a empresario.

La jefa del FMI, Christine Lagarde, no será investigada por su presunta participación en una controvertida indemnización al exaccionista mayoritario de Adidas, Bernard Tapie, cuando ella era ministra de Finanzas del presidente Nicolas Sarkozy, en Francia. El Fondo Monetario Internacional aguardaba con expectación la decisión del tribunal francés.

En caso de haber sido sometida a investigación, probablemente Lagarde habría tenido que renunciar a su cargo, y habría sumado así un segundo escándalo para esa organización, que ya en 2011 debió ver cómo su entonces director gerente Dominique Strauss-Kahn era investigado en Estados Unidos por un presunto ataque sexual contra una camarera.

Lagarde abandonó la corte en la tarde del viernes (24.05.2013) tras una larga sesión de interrogatorio, que se sumó a la que debió enfrentar el jueves, que se extendió por más de 12 horas. La Justicia decidió otorgar a Lagarde el status de “testigo supervisada”, lo que la libera de sospechas. La otra opción era que fuese nombrada “testigo sospechoso”, lo que habría supuesto la posibilidad de que sea responsable de un ilícito.

“De acuerdo con la ley”

A su salida de la corte, Lagarde dijo a la prensa que “mis explicaciones respondieron a las preguntas relacionadas con las decisiones que tomé en ese tiempo”. Luego agregó que “mi condición de testigo supervisada no me sorprende, pues siempre actué en el interés del estado y de acuerdo con la ley”.

El empresario Bernard Tapie era cercano al presidente Nicolas Sarkozy y recibió una indemnización de 403 millones de euros por una larga disputa que tenía con el fisco. El pago de esa enorme suma fue muy cuestionado en su momento, y a Lagarde se le acusó de no proteger los intereses del Estado por no apelar a la decisión.

Los “testigos supervisados” están a medio camino entre los testigos simples y quienes son sometidos a investigación, de acuerdo a la legislación francesa.

DZC (AP, Reuters, dpa, AFP)

DW recomienda