Japón pide ayuda al extranjero por crisis en Fukushima | El Mundo | DW | 04.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Japón pide ayuda al extranjero por crisis en Fukushima

El ministro de Comercio y Economía aseguró que su país está en contacto con especialistas de diversos países para controlar la expansión del agua contaminada.

Dos años y medio después del desastre de Fukushima, cuya planta de energía nuclear fue dañada por el terremoto y posterior tsunami que afectó a Japón en marzo de 2011, las autoridades informaron que están en contacto con expertos de distintos países para recibir asesoría técnica que permita controlar la crisis desatada por la descontrolada producción de agua contaminada.

El ministro de Comercio y Economía, Toshimitsu Motegi, dijo a la agencia Reuters este miércoles (04.09.2013) que “buscaremos el mejor conocimiento, tecnología e información con respecto a cómo manejar el agua contaminada en la planta y cómo desmantelar el complejo”. Pese a una promesa de buscar a expertos globales para desmantelar a los dañados reactores, contratistas nucleares en Estados Unidos y Europa no han sido tenidos en cuenta.

Motegi, quien ha criticado duramente al operador de la planta Tokyo Electric Power Co (Tepco), dijo que Japón se ha contactado con un establecimiento de investigación en Estados Unidos para intercambiar ideas sobre cómo manejar el agua contaminada, así como con otros expertos extranjeros, aunque no brindó mayores detalles. El Gobierno prometió cerca de 500 millones de dólares para contener las filtraciones y descontaminar el agua radioactiva.

¿Candidatura de Tokio en riesgo?

La crisis se desató debido a que Tepco ha estado bombeando agua sobre los reactores para evitar su sobrecalentamiento y almacena esa agua radiactiva en tanques. La empresa dijo el mes pasado que al menos uno de esos tanques tenía una filtración. También este martes (03.09.2013) halló altos niveles de radiación en el suelo cerca de otros tanques, lo que sugiere extensos problemas estructurales.

Un portavoz del Ministerio de Economía, Comercio e Industria dijo que no se había tomado una decisión sobre si usar la tecnología sugerida por expertos extranjeros y declinó dar detalles sobre las consultas. El tema es sensible para el Gobierno, que reconoce haber tardado en reaccionar y que teme que la candidatura de Tokio para organizar los Juegos Olímpicos de 2020 se vea afectada por esta crisis.

Por ello, el presidente de la candidatura japonesa, Tsunekazu Takeda, aseguró que los niveles de radiación en la capital son normales. “El nivel de radiación es el mismo que en Londres, París o Nueva York”, dijo Takeda, quien recalcó que la ciudad es absolutamente segura y afirmó que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, se encargará de aclarar el asunto en su presentación ante el Comité Olímpico Internacional (COI).

DZC (Reuters, dpa)