Japón espera la llegada del tifón Phanfone | El Mundo | DW | 05.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Japón espera la llegada del tifón Phanfone

El lunes podría llegar a Tokio. Las tareas de rescate en el volcán Ontake, canceladas. Afectado el tráfico aéreo y la red eléctrica.

La islas japonesas de Kyushu y Shikoku se hallan hoy en alerta por la llegada a la región del poderoso tifón Phanfone, que arrastra lluvias torrenciales y vientos de hasta 215 kilómetros por hora. A las 11.50 hora local (2.50 GMT) Phanfone, calificado como "fuerte" por la Agencia Meteorológica de Japón, se encontraba situado a unos 100 kilómetros al suroeste de la isla de Tanegashima, en la prefectura de Kagoshima (Kyushu) y se desplazaba en dirección norte a unos 20 kilómetros por hora. El lunes podría alcanzar la capital, Tokio.

El organismo meteorológico prevé que vire en dirección noreste en las próximas horas y se dirija a la zona meridional de las islas de Shikoku y Honshu, la principal de Japón, donde podría tocar tierra a partir de la madrugada del lunes. La agencia meteorológica ha activado de momento la alerta roja -el segundo nivel más alto- por fuertes lluvias en la mayor parte de Kyushu y Shikoku.

En la franja meridional del Pacífico se prevén precipitaciones de entre 80 y 100 milímetros por hora. El tifón ya ha causado hoy apagones en el pequeño archipiélago de las islas Amami, en el sur de la prefectura de Kagoshima, donde unos 22.000 hogares permanecen sin luz.

Consecuencias por todo el país

"Mi facultad ya ha decidido cancelar las clases de mañana" dijo a Reuters una estudiante universitaria de 20 años. Hoy ha habido ya unos 150 vuelos cancelados en el sur del país. Toyota ha anunciado que cerrará el lunes doce de sus plantas de producción. Y las pésimas condiciones meteorológicas han provocado un grave accidente en el Gran Premio de Japón de Fórmula 1.

La llegada del poderoso tifón ha obligado, además, a las autoridades a cancelar por el momento las operaciones de búsqueda en el monte Ontake, cuya erupción ha dejado hasta el momento 51 muertos y donde aún permanecen 13 desaparecidos. Las lluvias y la ceniza acumulada elevan el riesgo de corrimientos de tierra, por lo que las autoridades también han puesto en alerta a las localidades de Kiso y Otaki, al pie del volcán.

Por su parte, tres de los cuatro cuerpos hallados ayer por los equipos de rescate cerca de la cima han sido identificados y corresponden a tres de los 16 montañeros de los que no se tenían noticias desde la erupción el pasado 27 de septiembre, lo que deja de momento 13 personas aún desaparecidas.

LGC (EFE / Reuters)