1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Japón crea tensión por visita a santuario de caídos en guerra

La visita al santuario de Yasukuni se produce al cumplirse 68 años de la capitulación de Japón en la Segunda Guerra Mundial. El acto volvió a desatar tensiones con China y Corea del Sur.

La visita de miembros del gobierno japonés al controvertido santuario de Yasukuni cuando se cumplen 68 años de la capitulación de Japón en la Segunda Guerra Mundial volvió a desatar tensiones con China y Corea del Sur. Ambos países, que fueron víctimas de las agresiones de Japón durante la guerra, consideran esas visitas como una grave provocación, porque entre los 2,5 millones de caídos en la contienda que son venerados en el santuario se encuentran 14 criminales de guerra japoneses.

Tras la visita, el Ministerio de Exteriores chino convocó al embajador japonés en Pekín, Masato Kitera, para expresar su protesta. El viceministro del Exterior chino, Liu Zhenmin, le transmitió una protesta formal, después de que Pekín advirtiera antes a Tokio contra actos de este tipo, en medio de unas relaciones ya de por sí tensas a raíz de una disputa territorial por un archipiélago en el Mar de la China Oriental. El primer ministro nipón, Shinzo Abe, decidió no visitar el santuario para no dañar más sus relaciones con los países vecinos, aseguró la agencia de noticias Kyodo, citando fuentes gubernamentales no especificadas. En su lugar, envió a su asesor Koichi Hagiuda.

"Confianza dañada"

También rezaron en el santuario el ministro de Asuntos Internos, Yoshitaka Shindo, y Kieji Furuya, el secretario de Estado de cuestiones relacionadas con los secuestros de nacionales japneses por Corea del Norte, así como otros 90 diputados japoneses. Por la tarde acudió el secretario de Estado de reforma de la administración, Tomomi Inada. Pese a la ausencia de Abe, la agencia de noticias Xinhua informó que la visita de los ministros al santuario "seguirá dañando la confianza mutua entre Japón y sus vecinos", al tiempo que advirtió de "una peligrosa reactivación del pasado militar" nipón.

Südkoreanische Präsidentin Park zu Familienzusammenführungen zwischen Nord- und Südkorea

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, llamó a los diputados japoneses a resolver cuestiones relativas al colonialismo japonés en Corea entre 1910-1945.

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, llamó a los diputados japoneses a resolver cuestiones relativas al gobierno colonial japonés de la península coreana entre 1910 y 1945. "Llamo a los políticos japoneses a mostrar un liderazgo valiente para cerrar heridas del pasado y para que Japón pueda convertirse en un socio para una cooperación auténtica", dijo en una ceremonia al celebrar el Día Nacional de Liberación que conmemora el fin de la ocupación japonesa. Abe recordó el aniversario del final de guerra con una ceremonia en Tokio en recuerdo de los 3,1 millones de soldados y civiles nacionales muertos en la contienda, a la que también acudieron el emperador Akihito y la emperatriz Michiko. Sin embargo, el primer ministro no expresó arrepentimiento por la agresión nipona, como han hecho otros jefes de gobierno desde 1994, incluso él mismo en 2007. Tampoco habló de renuncias a nuevos conflictos. Los primeros ministros japoneses no acuden al santuario de Yasukuni desde 2006, tras las visitas del entonces jefe de gobierno Junihiro Koizumi, lo que le cerró las puertas a dialogar con los líderes chinos y surcoreanos.

MS (dpa/Deutschlandfunk)

DW recomienda