Japón: Abe es el favorito para las elecciones del domingo | El Mundo | DW | 12.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Japón: Abe es el favorito para las elecciones del domingo

El primer ministro adelantó los comicios en un intento por reforzar su mandato ante la crisis económica que atraviesa la potencia asiática.

Japón protagonizará este domingo una jornada electoral en la mitad del mandato del primer ministro Shinzo Abe, quien aparece en todos los sondeos publicados este viernes (12.12.2014) como claro favorito. El objetivo del político nipón es reforzar su liderazgo en medio de una crisis económica que se vio impulsada por un alza de impuestos al consumo aprobada por el Parlamento antes de que Abe asumiera el cargo.

Por ello, con su movida electoral, el primer ministro busca confirmar su respaldo y afianzar el liderazgo de su partido, el conservador Partido Liberal Demócrata (PLD). Según las encuestas, la formación obtendría una mayoría clara, superando incluso los ya excelentes resultados que obtuvo en 2012. Una encuesta del periódico Yomiuri asegura que el PLD pasaría de 295 a 300 asientos en el Parlamento.

Por su parte, el rotativo económico Nikkei apuntó incluso a que estaría en situación de igualar o superar el resultado histórico de 308 escaños que obtuvo el ahora opositor Partido Democrático (PD) en las generales de 2009. Incluso el budista Nuevo Komeito, tradicional socio del PLD, también cosecharía gracias a sus sólidas bases un resultado similar o superior al de hace dos años (31 escaños), lo que permitirá a la actual coalición gobernante volver a dominar dos tercios de la Cámara.

Luz verde a reformas

Un resultado así de positivo permitiría al oficialismo incrementar su poder y llegar a un quórum que dejaría la vía libre para anular los vetos impuestos por la Cámara Alta a las iniciativas legislativas. Esto también daría luz verde al primer ministro para polémicas iniciativas de su gobierno, como la reactivación de las centrales nucleares o reinterpretar la Constitución pacifista japonesa, iniciativa ya aprobada por su gabinete.

Tras llamar a las elecciones y retrasar una segunda alza de impuestos, Abe ha buscado maneras de estimular la economía. Muchos inversionistas esperan que el primer ministro use su casi seguro nuevo mandato para seguir adelante con reformas que van desde reducir las restricciones en el mercado laboral hasta reducir la protección agrícola, aunque el gobierno también intenta impulsar el gasto entre las personas para generar consumo y reactivar la actividad industrial.

DZC (EFE, Reuters)

DW recomienda