1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Jameneí: "Son tiempos tanto de misiles como de negociaciones"

La máxima figura religiosa de Irán se refirió a la polémica surgida tras el lanzamiento de cohetes efectuado a principios de marzo, que Occidente calificó de violación de las resoluciones de Naciones Unidas.

El líder supremo de Irán, Alí Jameneí, afirmó hoy que su país seguirá fortaleciendo sus capacidades defensivas "ante las amenazas enemigas" y para fortalecer su posición ante cualquier diálogo potencial en una época que definió "tanto de misiles como de negociaciones". Jameneí se expresó así en una ceremonia religiosa con motivo del aniversario del nacimiento de Fátima, la hija de Mahoma y una figura venerada por el islam chií.

"Si el régimen islámico busca avanzar en aspectos tecnológicos y en negociaciones (internacionales), pero no tiene capacidad defensiva, tendrá que rendirse ante cualquier pequeño país que lo amenace. La República Islámica debe usar todas las herramientas a su alcance", estimó Jameneí, la figura política y religiosa más importante del país.

El líder se refirió así por primera vez a la polémica surgida por las pruebas de misiles balísticos realizadas por su país a principios de marzo, unas maniobras consideradas por muchos en Occidente como una violación a las resoluciones de Naciones Unidas que prohíben a Irán experimentar con armamento que pueda tener uso nuclear.

Precisamente ayer, los Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania pidieron por carta a la ONU una "respuesta apropiada" a dichas pruebas, que consideraron "un desafío" a la resolución 2231 adoptada el pasado año por el Consejo de Seguridad. En la misiva, los cuatro países aseguraron que los lanzamientos de misiles fueron "desestabilizadores y provocadores" y que los cohetes eran "intrínsecamente capaces de portar armas nucleares".

Iran Raketentest

Imagen del lanzamiento de misiles balísticos efectuado por la Guardia Revolucionaria iraní a principios de marzo.

La resolución 2231 adoptada el pasado año por el Consejo de Seguridad, con la que respaldó el acuerdo nuclear negociado entre las potencias internacionales y Teherán, levantó la mayor parte de las sanciones que pesaban sobre el país persa. El texto, sin embargo, llamaba a Irán a no realizar lanzamientos de misiles capaces de transportar armas atómicas, algo que según las autoridades iraníes no se ha incumplido, pues los cohetes probados son armas convencionales y no tienen ese fin.

"Aquellos que dicen que el futuro del mundo es uno de negociaciones y no de misiles, bueno, si lo dicen por ignorantes, es ignorancia. Pero si lo dicen a sabiendas, es traición. No me opongo al diálogo político, aunque no con todo el mundo. Me parece bien el diálogo político a escala internacional. Pero estos tiempos son tanto de misiles como de negociaciones", dijo Jameneí.

Las pruebas con misiles fueron efectuadas por la Guardia Revolucionaria, organismo paramilitar que no responde al Gobierno del moderado Hasán Rohaní, embarcado en una política de acercamiento y apertura hacia Occidente, sino directamente al líder supremo.

JC (EFE, Reuters)



DW recomienda