Jóvenes brutales | Así es Alemania | DW | 22.05.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Jóvenes brutales

La violencia se convierte en grave problema en la sociedad alemana. Las estadísticas de 2007 demuestran un visible incremento de delitos juveniles violentos.

default

Jóvenes cada vez más violentos.

El ministro del Interior alemán, Wolfgang Schäuble, expresó gran preocupación por el aumento de la criminalidad juvenil y especialmente de los delitos cometidos con violencia por los jóvenes.

En una rueda de prensa en Berlín, Schäuble dio a conocer el informe anual de delincuencia referente al año pasado en Alemania, que refleja un aumento del 4,9 por ciento -respecto a 2006- de las agresiones cometidas por jóvenes de entre 14 y 18 años.

En especial, preocupa el incremento en un 6,3 por ciento de los ataques que causaron graves lesiones a las víctimas, según los datos de la Policía.

El ministro subrayó que "en los últimos años" se aprecia en Alemania una "tendencia creciente a la violencia", con "un aumento de la brutalidad" entre los jóvenes, una situación que preocupa mucho al Gobierno", aseguró.

Déficit de integración y socialización

"La violencia se ha convertido en un grave problema en nuestra sociedad", declaró Schäuble, tras afirmar que "hay que mejorar la comunicación entre la policía, la fiscalía, los servicios sociales y los colegios para poder atajar antes los problemas".

Apuntó que "son muchos los factores" que llevan a estos datos, entre los que destacó el "déficit de integración y socialización" de los jóvenes que cometen estos delitos, así como "al mayor consumo de alcohol".

En este sentido, Schäuble recordó que "son los responsables de la Justicia" los encargados de tipificar las penas a los jóvenes.

El informe, que recoge los casos de delincuencia registrados por la Policía, refleja sin embargo un descenso general de la criminalidad en Alemania, con un total de 6,2 millones de infracciones cometidas, lo que supone un 0,3 por ciento menos que el año anterior.

De todas las infracciones registradas por la Policía alemana, el 40,7 por ciento fueron hurtos, entre los que destaca el alto crecimiento de los delitos informáticos.

Además, el año pasado se contabilizaron un 50 por ciento más de violaciones de la propiedad intelectual.

Alemania segura a pesar de todo

En total, la Policía alemana registró el año pasado 2,2 millones de personas sospechosas de haber cometido un delito, de las cuales, 1,8 millones tenían la nacionalidad alemana, un 1,4 por ciento más que en 2006.

Sin embargo, el número de extranjeros sospechosos de delito se situó en 490.000, un 2,5 por ciento menos, dato que Schäuble atribuyó al "reforzamiento de la políticas de integración".

Tras destacar la mayor eficacia de las instituciones en el esclarecimiento de los delitos, que lograron resolver el 55 por ciento de los casos, Schäuble aprovechó la ocasión para honrar el papel de las fuerzas de seguridad, que contribuyen, según dijo, a que "Alemania sea uno de los países más seguros del mundo".

DW recomienda