Italia vuelve a caer en recesión | Economía | DW | 06.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Italia vuelve a caer en recesión

Italia entró nuevamente en recesión en el segundo trimestre del año. Su PIB se contrajo en un 0,2 por ciento en comparación con el del primer trimestre. Latercera economía europea había salido de la recesión en 2013.

La economía de Italiaentró nuevamente en recesión en el segundo trimestre del año. El Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo en un 0,2 por ciento en comparación con el del primer trimestre, que de por sí había registrado una caída del 0,1 por ciento. Así lo informó este miércoles (6.8.2014) el instituto de estadística Istat en Roma. Los analistas habían pronosticado un crecimiento del PIB italiano de un 0,1 por ciento en el segundo trimestre. Italia, la tercera economía europea, había salido de la recesión a finales del año pasado.

Con respecto al mismo período de 2013, la economía italiana se contrajo en el segundo trimestre de este año en un 0,3 por ciento, debido a la reciente fortaleza del euro, la baja competitividad internacional del país y las tensiones en el Cercano Oriente y Ucrania, entre otros factores. Desde que asumió la jefatura del Gobierno el pasado febrero, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha puesto en marcha una serie de reformas encaminadas a impulsar el crecimiento económico y reducir el desempleo, que actualmente se sitúa por encima del 12 por ciento.

Sin embargo, con la economía nuevamente en recesión, Renzi no la tendrá fácil para reducir los elevados niveles de deuda pública y déficit presupuestario en Italia, ni para alcanzar la meta de un crecimiento económico del 0,8 por ciento en 2014. La economista Daniele Antonucci, del banco estadounidense Morgan Stanley, augura para la economía italiana, en el mejor de los casos, un crecimiento cero en 2014 y una expansión anual de solo un 1,0 por ciento en 2015. El economista Marco Wagner, del Commerzbank, atribuye esta crisis a problemas estructurales.

Wagner alude a “la rigidez de su mercado laboral, el rápido aumento de los salarios, los elevados impuestos para el sector empresarial y una gestión ineficiente" como causas de la continuada debilidad de la economía italiana. Esta es la tercera vez que Italia cae en recesión desde 2008. Esta situación obligará al nuevo Gobierno a cumplir con las reformas que prometió.

ERC ( dpa / Reuters )