1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Italia: exigen legalizar uniones homosexuales

Este 23 de enero, decenas de miles de personas tomaron las calles en más de 80 ciudades de Italia para exigir que a las parejas homosexuales se les concedan los mismos derechos y deberes que tienen las heterosexuales.

El lema de las manifestaciones fue “Es hora de ser civiles: ¡despiértate, Italia!”. El emblema de rigor: el reloj despertador.

El lema de las manifestaciones fue “Es hora de ser civiles: ¡despiértate, Italia!”. El emblema de rigor: el reloj despertador.

Decenas de miles de personas tomaron las calles de Italia para exigir que a las parejas homosexuales se les concedan los mismos derechos y deberes que tienen las heterosexuales. El reconocimiento legal de las uniones civiles formadas por personas del mismo género, que ha suscitado un intrincado debate en el país sureuropeo, comenzará a estudiarse en el Senado el próximo jueves (28.1.2016).

Aparte de la bandera arcoíris –emblema de la diversidad sexual y de género–, el símbolo que muchos llevaban en sus manos era el reloj despertador. Y es que el lema de las marchas y concentraciones era “Es hora de ser civiles: ¡despiértate, Italia!”. Las manifestaciones tuvieron lugar este sábado (23.1.2016) en 82 ciudades, desde la septentrional Bolzano hasta la sureña Reggio Calabria, pasando por importantes urbes como Milán, Turín, Bolonia, Nápoles, Florencia, Palermo, Lecce y Roma. En ellas participaron organizaciones que defienden los derechos de la población LGBTI, sindicatos y representantes políticos.

Las siglas LGBTI aluden a las lesbianas, los gays, las personas bisexuales, transgénero e intersexuales. Los organizadores aseguran que más de un millón de personas participaron en las manifestaciones. “Una vasta porción de la sociedad civil ha salido hoy a las calles sin miedo, conscientes de que un derecho más es una riqueza para todos y para todas”, celebró el secretario de la asociación ArciGay, Gabriele Piazzoni.

Por primera vez, la Cámara Alta comenzará a estudiar un proyecto de ley dirigido a introducir en el ordenamiento jurídico italiano las uniones entre homosexuales y las parejas de hecho, también abiertas a heterosexuales. En el preámbulo del texto se destaca “la necesidad” de poner fin a este vacío legislativo que ha hecho de Italia uno de los pocos países europeos que carecen de una normativa al respecto.

El texto ha sido impulsado por el gobernante Partido Demócrata (PD). El primer ministro Matteo Renzi declaró recientemente que el reconocimiento legal de las uniones civiles homosexuales era una de las prioridades de su Ejecutivo para 2016. La llegada de esta moción al Senado supone el inicio de su tramitación parlamentaria y se produce después de haber permanecido durante meses bloqueada en la comisión Justicia de la Cámara Alta.

El debate de este proyecto de ley promete ser tempestuoso, habida cuenta de que su redacción ha provocado grandes divisiones entre las diferentes fuerzas políticas, incluso en el seno del Gobierno de Renzi. El primer ministro ha hallado adversarios en todos los frentes: en la oposición, en el sector conservador del PD e incluso en las filas de su principal aliado, el Nuevo Centroderecha, que apuntala el Gobierno de coalición de Renzi.

ERC ( EFE / dpa )

DW recomienda