1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Israel quiere más apoyo alemán para victimas del Holocausto

El Ministro israelí de Jubilaciones, Rafi Eitan, quiere renegociar los acuerdos de reparaciones firmados entre Alemania e Israel en 1952.

default

Un superviviente del Holocausto se manifiesta en Jerusalén en demanda de mayor ayuda.

En una entrevista con el diario “Haaretz”, Eitan dijo que entonces, Israel había calculado mal y no previsto muchos elementos al fijarse el monto de los pagos de reparaciones. A fines de este mes visitará Israel el ministro de Hacienda, Peter Steinbrück, para continuar conversaciones con Eitan sobre ese tema. Angela Merkel, la canciller federal alemana, aconsejó tratar la cuestión con “buena voluntad”.

Israel neue Regierung Ehud Olmert Rentnerminister Rafi Eitan

Rafi Eitan

Para Eitan son cinco las razones para reiniciar negociaciones sobre los pagos, que terminaron en 1962. En 1952 nadie podía saber, dijo, cuántos supervivientes del Holocausto iban a asentarse en Israel. También se subestimaron los caros tratamientos médicos y psicológicos para los supervivientes. También se subestimó en 1952 la expectativa de vida de quienes escaparon al infierno. Y por entonces tampoco nadie podía prever que a partir de 1990 otras 175.000 víctimas del Holocausto que vivían en la ex URSS emigrarían a Israel, donde hoy dependen de la asistencia médica y general del Estado israelí. Las jubilaciones y la asistencia médica de los hoy ancianos supervivientes cuestan actualmente cuatro veces más que lo estimado en 1952.

Olas de quejas e indignación

Después de difíciles negociaciones con las asociaciones de víctimas, en su mayoría más que octogenarias, el Gobierno israelí se manifestó dispuesto a aumentar los pagos a 200 euros mensuales complementarios a los supervivientes del Holocausto que lo necesiten. Originalmente, el Gobierno había planeado pagar sólo 15 euros por mes, lo que desató una tormenta de quejas e indignación.

De la reciente resolución se beneficiarán sólo 8500 supervivientes. Unos 150.000 perseguidos por el nazismo que actualmente viven en Israel continuarán sin percibir monto alguno. Se trata sobre todo de judíos que huyeron de los nazis, por ejemplo de Polonia a la URSS, para escapar a la muerte. Muchas de esas personas emigraron a Israel en los años 90, después de la caída de la Cortina de Hierro y viven hoy en difíciles condiciones. También para a ese círculo de personas quiere extender Israel las ayudas.

Dalia Itzig, la presidenta del Parlamento, dijo que "Israel exigió reparaciones de Alemania, pero no las utilizó en una forma lógica y justa. Ahora queremos corregir ese hecho, para poder mirar a los supervivientes nuevamente a los ojos y decirles en nombre de la sociedad israelí: lo sentimos”.

Reparaciones pagadas durante diez años

Las reparaciones alemanas no fueron concebidas en 1952 como resarcimiento individual ni per cápita por cada judío asesinado. Como base se tomó un valor estimado de las propiedades robadas a los judíos y los costos que generarían al Estado de Israel integrar y mantener a los supervivientes. En los acuerdos firmados en Luxemburgo se fijó una suma de 3.450 millones de marcos de la época, que Alemania pagó en cuotas durante diez años.

En el preámbulo de los acuerdos, se consideró que “durante la dictadura nacionalsocialista fueron perpetrados indescriptibles crímenes contra el pueblo judío y que el Gobierno de la República Federal de Alemania (...) declaró su voluntad de resarcir en lo posible las consecuencias materiales de esos hechos y de que el Estado de Israel haya asumido la tarea de asentar en Israel a tantos refugiados judíos desarraigados y sin medios materiales de Alemania y de los territorios ocupados por Alemania en aquella época”.

De acuerdo con informaciones de la revista alemana “Der Spiegel”, Eitan exigió en agosto en una carta dirigida a la canciller federal, Angela Merkel, que Alemania condone a Israel 500 millones de euros, que se depositarían en un fondo de ayuda a los supervivientes.

DW recomienda