1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Irak y Turquía se ayudarán mutuamente a "combatir terrorismo kurdo”

Turquía e Irak se ayudarán mutuamente a combatir a los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), pero Turquía, sin embargo, rechazó cualquier alto el fuego del grupo separatista que opera en el norte de Irak.

El ministro de Exteriores turco, Ali Babacan, se reunió hoy en Bagdad con su homólogo iraquí, Hoshiar Zebari, el presidente Yalal Talabani y el ministro de Defensa par debatir la forma de poner fin a las actividades militares de los rebeldes kurdos. Tanto Talabani como Zebari son kurdos, pero representan al gobierno central iraquí.

Irak manifestó su intención de ayudar a Turquía en la lucha contra el terorrismo, dijo Zebari tras reunirse con su homólogo turco. 'Debatimos todas las cuestiones en conversaciones totalmente abiertas y reafirmamos la postura de que combatiremos conjuntamente al terrorismo y no convertiremos nuestros territorios en una plataforma de lanzamiento de grupos armados'.

'Desde nuestro territorio no deben producirse más ataques que emponzoñen las relaciones entre ambos países, y esto incluye también al PKK', dijo Zebari ante periodistas. 'Hemos acordado poner fin a la crisis con sabiduría y a través de los medios políticos', añadió el político kurdo. Irak no ha recibido ninguna lista de nombres de funcionarios iraquíes buscados por Turquía, sino sólo una lista de líderes buscados del PKK, dijo Zebari.

Babacan manifestó su apoyo a la diplomacia, pero dijo que Turquía se reserva el derecho de utilizar otros medios. También señaló que hay varias formas de combatir el terrorismo 'y nosotros sabemos qué decisión tomar en el momento preciso'.

Además, el ministro rechazó cualquier alto el fuego con el PKK - anunciado por el grupo rebelde en una web en la noche del lunes-, al considerar que éste sólo podría tener lugar entre dos Estados, no entre una organización terrorista y un Estado.

Turquía se niega a conversar con las autoridades regionales kurdas de Irak y acusa a sus líderes, especialmente al presidente provincial, Masud Barzani, de impedir una potencial operación conjunta turco-iraquí contra los insurgentes.

Barzani, sin embargo, había asegurado anteriormente a la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, que se esforzaría por calmar la situación en la región fronteriza con

Turquía. Según un comunicado de la región autónoma kurda en Irak, Barzani aseguró en la noche del lunes a Rice en una conversación telefónica que para ello influirá en el PKK.

El dirigente instó a los rebeldes del PKK a que se atengan a la tregua que anunciaron el lunes y 'no conviertan Irak en un campo de batalla'.

Después de que en las últimas semanas el PKK matara a decenas de soldados turcos en los territorios fronterizos, Ankara amenazó con emprender una ofensiva militar contra las filas del PKK en el norte

de Irak. El parlamento del Kurdistán iraquí se reunirá mañana miércoles para debatir las amenazas potenciales de un ataque de soldados turcos.

Por otra parte, un portavoz de las fuerzas de defensa de la región autónoma kurdo-iraquí destacó hoy su independencia del Ministerio de Defensa en Bagdad. La agencia Voces de Irak cita a Jabar Yawer, en declaraciones de la noche del lunes, quien afirma que el mando de los 'peshmerga' corresponde a ocho miembros dirigidos por el presidente regional Barzani.

Las declaraciones responden a la propuesta del ministro de Defensa iraquí, Abdel Qadir Muhammad Yasim, de poner temporalmente bajo mandato de las fuerzas centrales las unidades 'pershmerga'. Además, dijo que sin el consentimiento de las tropas multinacionales dirigidas por Estados Unidos, será difícil mantener la seguridad.