1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak: violencia mató a 804 personas en agosto, dice ONU

La inmensa mayoría de las víctimas son civiles. Atentados de insurgentes han dejado en 2013 más de 5.000 muertos.

Un informe de Naciones Unidas dado a conocer este domingo (01.09.2013) asegura que solamente durante el mes de agosto perdieron la vida 804 personas como consecuencia de la violencia que afecta a Irak. Si bien la cifra es ligeramente menor a la de julio, cuando la cifra superó el millar de víctimas fatales, sigue siendo alta incluso para los niveles de violencia registrados en Irak.

Entre los fallecidos contabilizados por la misión de la ONU se incluye a los miembros de las fuerzas de seguridad caídos en atentados, pero no considera a los insurgentes que han muerto en ataques suicidas o en combates con agentes del Gobierno. Bagdad es la ciudad más afectada del país: allí suman 317 los asesinatos.

La Misión de Asistencia para Irak de Naciones Unidas (UNAMI) afirmó que 716 de las personas muertas eran civiles, mientras que 88 formaban parte de los equipos de seguridad. También reportó más de 2.000 heridos en el mismo período. En julio fueron 1.057 las personas que perdieron la vida en atentados atribuidos mayoritariamente a grupos islamistas extremos.

Cifras fueron incluso peores

Los ataques, perpetrados generalmente por insurgentes vinculados a Al Qaeda, han incluido oleadas coordinadas de explosiones de coches bomba, tiroteos con armas de fuego de diversos calibres y atentados suicidas, cuya nueva variante incluye ataques contra zonas usualmente visitadas por familias. La intención de los milicianos sería desestabilizar al gobierno chiita del primer ministro Nuri al Maliki.

El Gobierno ha lanzado operaciones de contrainsurgencia, en las que ha conseguido detener a cientos de militantes, aunque esas acciones parecen no menguar el ánimo rebelde y han llevado a analistas internacionales a temer que la intensificación del desangramiento lleve a una guerra civil sectaria entre chiitas y sunitas. En lo que va de 2013, la ONU registra más de 5.000 civiles muertos y 12.000 heridos.

Los atentados no se detienen. Este domingo una bomba estalló cerca de un mercado, dejando a tres personas muertas, incluyendo a una mujer. Un carro bomba, además, explotó en un área residencial en la ciudad de Tuz Khormato, matando a otras tres personas y dejando a 16 heridas. La violencia llegó a su punto más álgido en 2006-2007, cuando los atentados dejaban a veces más de 3.000 muertos por mes.

DZC (AP, Europa Press, Reuters)