1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak: elevan a 120 el número de víctimas en brutal ataque

El primer ministro, Haider al Abadi, prometió castigar a los terroristas. “Sus crímenes aumentan nuestra determinación”, aseguró.

El mayor atentado de los últimos años perpetrado el pasado viernes en la provincia de Diyala sigue sacudiendo a Irak. Este sábado (18.07.2015) las autoridades elevaron a al menos 120 el total de fallecidos en el ataque, además de los 130 heridos que son tratados en distintos hospitales. Un terrorista suicida de nacionalidad iraquí fue el responsable, tras hacerse explotar con un camión que cargaba tres toneladas de explosivos.

El Estado Islámico se atribuyó el ataque, señalando que iba dirigido contra una reunión de milicias chiítas. Lo cierto es que el mercado atacado estaba atestado de civiles, que celebraban el Eid al Fitr, que pone fin al mes sagrado del ayuno musulmán, el ramadán. Entre las víctimas mortales hay decenas de niños. Según datos oficiales, al menos 50 tiendas y 75 automóviles quedaron destrozados tras la potente explosión.

El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, prometió castigar a los “terroristas”. “Las bandas de terroristas no tendrán sitio en nuestro país”, señaló. “No escaparán del castigo. Sus crímenes aumentan nuestra determinación de perseguirlos”, apuntó. Las imágenes de televisión mostraban cadáveres en medio de los escombros de edificios totalmente destruidos. Las autoridades locales de la provincia de Diyala cancelaron las festividades y decretaron tres días de luto.

Hay aún 20 desaparecidos

En un intento por no exacerbar aún más los ánimos, el gobierno y la ONU aseguraron que el atentado no afectará la convivencia entre sunitas y chiítas. El portavoz del Parlamento iraquí, Salim Al Yaburi, condenó en un comunicado “la explosión criminal atroz” y dijo que “los intentos del EI de perturbar la seguridad a través de instrumentalizar los sentimientos sectarios (de la población) solo van a reforzar el compromiso de luchar contra estos métodos”.

El representante de la ONU para Irak, Jan Kubis, expresó su “profunda tristeza” por esta “masacre destructiva” y aseguró que “estos actos terroristas no van a perjudicar la confianza verdadera y profunda en la convivencia pacífica entre los hijos de Diyala y de Irak”. Las fuerzas del EI fueron expulsadas de Diyala en una ofensiva del Ejército, y desde entonces han concentrado sus ataques terroristas en ciudades de esa provincia. Además de las víctimas, todavía hay 20 desaparecidos, cuyos cuerpos se cree que se desintegraron por la explosión del camión bomba.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda