Irak: Ejército y EI combaten por el control de Samarra | El Mundo | DW | 12.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak: Ejército y EI combaten por el control de Samarra

Los yihadistas intensificaron el asalto sobre la ciudad del norte. El ayatolá Ali al Sistani advirtió del peligro que suponen los radicales sunitas.

En una señal de que la situación es difícil, la principal autoridad chiíta de Irak, el ayatolá Ali al Sistani, hizo un llamado este viernes (12.12.2014) a tener en cuenta el peligro que supone el avance del Estado Islámico en Irak, especialmente ahora que la milicia radical intensificó sus ataques sobre la ciudad de Samarra, en el norte del país y a escasos 110 kilómetros de distancia de la capital, Bagdad.

Durante el sermón de los viernes, en Kerbala, y por medio de un portavoz, el ayatolá señaló que “las tropas iraquíes lograron importantes victorias en varias zonas contra efectivos de Daesh (nombre árabe para el EI), pero la organización amenaza ahora zonas con santuarios, como Samarra”. Por ello, Al Sistani pidió más refuerzos militares que permitan recuperar territorios que siguen bajo control del EI.

Los insurgentes atacaron al amanecer el pueblo de Deyla, una ruta de suministro para las tropas del gobierno iraquí al norte de Samarra, detonando un camión cerca de un puesto del Ejército, acción en la que murieron nueve soldados y resultaron heridos cinco, dijo un funcionario en condición de anonimato. El miércoles combatientes de EI tomaron un pueblo y una ruta clave para el aprovisionamiento de Irak y que podría ayudarles a tomar Samarra.

Llamado a defender

Los combates se intensificaron este viernes, después de que el EI incrementara la presencia de sus fuerzas en las afueras de Samarra, ciudad que alberga uno de los santuarios más sagrados para los musulmanes chiítas. El Ministerio de Defensa iraquí señaló que sus tropas mataron a al menos 15 yihadistas en batallas al sur de la localidad, pero no dio datos de víctimas entre las tropas del gobierno.

Samarra fue capital del califato abazí y sus reliquias están desde hace años en la lista roja de la UNESCO, que marca el patrimonio cultural en peligro. El jueves, el clérigo chiíta Muqtada al Sadr había solicitado a sus seguidores que se prepararan para viajar a Samarra y protegerla de los yihadistas. En un comunicado, el religioso ordenó que las Brigadas Al Salam (la paz) estuvieran listas para “responder el llamado de la guerra santa”.

DZC (EFE, dpa)