1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak: EE.UU. se involucra cada vez más en lucha contra el EI

Washington anunció nuevos bombardeos selectivos contra las posiciones islamistas, así como el envío de armas a los peshmergas kurdos.

Marie Harf, portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, reconoció este lunes (11.08.2014) que Washington está suministrando armas a los combatientes kurdos del norte de Irak, que luchan contra las fuerzas del Estado Islámico (EI). Los envíos comenzaron la semana pasada, dijo la vocera, sin entrar en más detalles. Anteriormente, el presidente de la región kurda, Massud Barzani, había pedido ayuda a Estados Unidos “y otros amigos”.

“Trabajamos con el gobierno iraquí para suministrar armas a los kurdos, que las necesitan urgentemente”, dijo Harf. Según la portavoz, el Ejército de Irak puso a disposición de los combatientes peshmerga kurdo las armas que tienen en sus depósitos, algo que también está haciendo Estados Unidos. La Unión Europea debatirá este martes 12 de agosto sobre la posibilidad de apoyar también con armamento a los kurdos, que se oponen al EI.

Los extremistas que conquistaron amplias partes del país luchan con armas modernas de Estados Unidos abandonadas por las fuerzas de seguridad iraquíes. Irónicamente, los ataques aéreos que la aviación estadounidense lanza sobre puntos estratégicos de Irak tomados por EI desde el pasado viernes 8 de agosto, pretenden también destruir sus propias armas que cayeron en manos de extremistas.

Ataques sirven, pero no son determinantes

Este lunes continuaron los bombardeos, de acuerdo al Pentágono, que reportó que la noche del domingo fueron destruidos varios vehículos de un convoy del Estado Islámico, que avanzaba hacia Erbil con el objetivo de atacar a los combatientes kurdos. Sin embargo, Washington no pretende extender la campaña aérea, de acuerdo al director de operaciones de EE.UU. en Irak, William C. Mayville Jr., quien reconoció que los ataques solamente han tenido efectos “temporales sobre EI, no hemos contenido la amenaza ni desbaratado el empuje” de los yihadistas.

Por otro lado, Naciones Unidas advirtió de la delicada situación que viven las miles de personas que se encuentran refugiadas en el monte Sinyar, en el norte de Irak, hasta donde llegaron escapando de la violencia del EI. Según la ONU, en el lugar deben enfrentar temperaturas de hasta 45 grados Celsius, falta de agua, alimentos y medicinas. En las últimas horas, miles de desplazados llegaron a la zona con ayuda de las tropas kurdas.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda