Irak asegura controlar la mitad del aeropuerto de Mosul | El Mundo | DW | 23.02.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak asegura controlar la mitad del aeropuerto de Mosul

Las fuerzas iraquíes han recuperado más de la mitad del estratégico aeropuerto de Mosul, en manos del grupo terrorista Estado Islámico (EI), según el comandante de las operaciones para la liberación de Nínive.

El comandante de las operaciones para la liberación de Nínive, Nayem Abdala al Yaburi, dijo este jueves (23.02.2017) que la lucha se centra ahora en el control de las pistas, donde el EI ha colocado bloques de cemento, que están siendo retirados por blindados del Ejército.

Según Al Yaburi, al menos 17 hombres armados del grupo yihadista han muerto en las primeras horas de combates, durante las que la aviación de la coalición internacional ha lanzado 50 bombardeos contra posiciones enemigas.

Asimismo, el Ejército iraquí está acosando al EI en el aeródromo con fuego constante de artillería.

Las fuerzas de seguridad iraquíes lanzaron hoy una amplia ofensiva contra los barrios del oeste de Mosul, coincidiendo con el cuarto día del arranque de la ofensiva para liberar la parte occidental del principal bastión del EI en Irak.

Además de atacar el aeropuerto, han asaltado el cercano cuartel de Al Gazlani y han irrumpido en los barrios de Tel al Ramán y de Al Maamun. 
 

Preparativos para recibir a desplazados

El aeropuerto está ubicado en el acceso sur de Mosul, cerca de la orilla occidental del río Tigris, que divide la ciudad en dos mitades.

Las maniobras militares en esta parte de la urbe comenzaron el pasado domingo, pero hasta ahora los militares se habían limitado a liberar ocho pueblos en los alrededores de la ciudad y a cortar las carreteras que unen Mosul con Siria, donde se encuentra Al Raqa, la capital de su autoproclamado califato.

El objetivo de los militares en la primera fase de la ofensiva era aislar completamente a los terroristas y cortarles los suministros.

Al mismo tiempo, la ONU, otras organizaciones internacionales y el Gobierno iraquí han comenzado los preparativos para recibir una oleada de cerca de 245.000 desplazados, que se espera que puedan huir de la mitad oeste de la ciudad en los próximos días.

CP (efe, dpa)

DW recomienda