1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak: antiterrorismo mata a más y más civiles

Representantes de las autoridades iraquíes dijeron que los ataques aéreos contra el oeste de la ciudad de Mosul han causado docenas de muertos, muchos de ellos atrapados por los escombros.

Ver el video 01:41

Irak suspende ofensiva en Mosul

El descontento de los habitantes del oeste de la ciudad septentrional iraquí de Mosul  aumenta a medida que se registran más víctimas civiles por los bombardeos de la coalición internacional liderada por EE.UU., acusada esta semana de haber causado la muerte de más de 200 personas. La presidenta del Consejo de la comarca de Mosul,  Basma Basim, asegura que las víctimas mortales de un bombardeo de la coalición sobre el barrio popular de Mosul al Yadida podrían ser hasta 500, aunque, por el momento, solo han sido extraídos de debajo de los escombros algunas decenas de cuerpos.

Basim señala que la destrucción fue causada por "aviones estúpidos" -en contraposición a la denominación de aparatos inteligentes- contra ciudadanos "inocentes" y pide al Gobierno iraquí que impida que estos operen en los cielos de Mosul. La organización Airwars, que contabiliza los bombardeos internacionales en Irak y en Siria, sitúa entre 220 y 500 las posibles víctimas del supuesto bombardeo realizado por la coalición en ese barrio, que tiene una alta densidad de población.

El director de Airwars, Chris Woods, dice que se cree que han muerto al menos 220 civiles. "Con más de 1.000 muertos civiles en supuestos bombardeos de la coalición solo este mes, hay preocupación porque EE.UU. y sus aliados no están tomando las precauciones suficientes para proteger a los civiles inocentes en el campo de batalla", destaca. Asimismo, Woods expresa su preocupación por los civiles que están atrapados en la parte occidental de Mosul, donde la ONU calcula que permanecen unas 600.000 personas.

Indignación por "falta de solidaridad" hacia Mosul

Mientras, ciudadanos y activistas de Mosul han pedido al Gobierno iraquí que reconsidere permitir a la coalición bombardear, y acusan a las autoridades de no llegar a tiempo para rescatar a las víctimas. Un familiar de estas, Abdalá Husein, relata haber perdido a su hermana, su cuñado y siete de sus hijos, sepultados por "la estupidez de la coalición y sus aviones no inteligentes". Entre lágrimas, el hombre culpa al Gobierno de abandonar a las víctimas y de llevar a cabo el rescate con lentitud.

Husein asegura que algunos de los afectados permanecieron vivos durante más de doce días debajo de los cascotes, sin ser rescatados. "Responsabilizamos al Gobierno y a la coalición internacional de la devastación y del asesinato de inocentes", remacha. Un joven activista de Mosul, por su parte, considera que el Gobierno iraquí y la coalición internacional deben detener los bombardeos de inmediato. Hakam al Dalimi muestra su indignación porque, mientras que la comunidad internacional ofreció sus condolencias por el ataque terrorista del miércoles en Londres, "nadie se solidarizó con las decenas de personas que murieron en Mosul".

La coalición admite ataque con víctimas civiles

Un miembro de la Defensa Civil, el coronel Muafaq Mohamed, dice que lo ocurrido ha impactado tanto a los parientes de las víctimas como a los trabajadores de los servicios de emergencia. Mohamed explicó que un equipo de la Defensa Civil accedió a la zona del bombardeo y que, con ayuda de las Fuerzas Antiterroristas y excavadoras del Ayuntamiento de Mosul, sacaron algunos cuerpos. "Apenas pudimos rescatar 10 cadáveres después de un gran esfuerzo, debido a la falta de seguridad" en el barrio de Mosul Al Yadida, próximo al casco antiguo de la ciudad, donde se sitúa actualmente el frente de batalla.

Por su parte, la coalición internacional ha admitido haber llevado a cabo un ataque aéreo el pasado 17 de marzo contra milicianos del Estado Islámico, en el que hubo numerosas víctimas civiles. Representantes de las autoridades iraquíes dijeron que los ataques aéreos contra el oeste de la ciudad de Mosul han causado docenas de muertos, muchos de ellos atrapados por los escombros. El gobernador de la provincia de Nínive, Nawfal Hammadi, dio la cifra de 130 víctimas mortales, aunque este número no ha podido ser corroborado por otra fuente. 

MS (efe/afp/Reuters)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema