Irak: Al Maliki pide a militares no inmiscuirse en crisis política | El Mundo | DW | 12.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak: Al Maliki pide a militares no inmiscuirse en crisis política

El primer ministro saliente del país llamó a los oficiales del Ejército y la policía a dedicarse a luchar contra el terrorismo.

Las convulsas aguas de la política iraquí no parecen dar tregua en ningún momento. Este martes (12.08.2014), el primer ministro saliente, Nuri al Maliki, se reunió con altos mandos del Ejército y la Policía y los llamó a cumplir con su deber de defender al país, dejando en manos del pueblo, los políticos y la Justicia la solución de la crisis institucional que vive Bagdad desde hace meses.

Al Maliki elogió el trabajo de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el “terrorismo”, justo cuando las tensiones políticas parecen dificultar esa tarea. Sin embargo, su llamado ha sido visto por analistas como un paso clave para evitar que las Fuerzas Armadas se inmiscuyan en los asuntos que corresponde a los civiles resolver. El mismo Maliki dijo que estaba “trabajando” para arreglar “el error” del nombramiento de un nuevo primer ministro.

Con esas palabras se refiere a la decisión del presidente iraquí Fouad Masoum de nombrar al vicepresidente del Parlamento, Haidar al Abadi, como nuevo jefe del Ejecutivo. En una señal de fuerza, el lunes Al Maliki desplegó a tropas del Ejército en las calles de Bagdad, pero los comandantes habían jurado lealtad al presidente Fouad Masoum y también respetar la decisión del jefe de Estado de pedir a Al Abadi que forme un nuevo gobierno.

Apoyo internacional

Mientras Al Maliki, que lleva ocho años al frente del país, lucha por mantenerse en el poder, la comunidad internacional ya saluda al nuevo jefe político iraquí. El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, llamó a Al Abadi a formar gobierno con rapidez. “La nueva cúpula iraquí enfrenta un difícil desafío”, dijo Kerry, instando a la autoridad a incluir “a todos los grupos étnicos”. Mientras, el vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, llamó al presidente del Kurdistán, Masud Barzani, a cooperar con el nuevo régimen.

Asimismo, Kerry dijo que considerarían enviar mayor asistencia militar a Irak una vez que Al Abadi forme gobierno. En Irán la reacción fue en la misma línea, luego de que el Consejo de Seguridad Nacional de Teherán saludara a Abadi por su nominación. Un político cercano a Abadi dijo a Reuters que el primer ministro designado había comenzado a contactar a los líderes de los principales grupos para consultarles sobre la formación de un nuevo gabinete. Tiene 30 días de plazo para lograrlo.

DZC (dpa, Reuters, EFE, Europa Press)

DW recomienda