1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Irán y EEUU: gestos intimidatorios

Un día después de que Washington y Praga firmaran un acuerdo para instalar un sistema de radares antimisiles, la Guardia Revolucionaria comenzó sus pruebas de misiles con las que amenaza a Occidente y a Israel.

default

Misiles de medio alcance tipo Shahab-3, capaces de transportar cabezas nucleares.

“Las pruebas de misiles de corto y mediano alcance en el Golfo Pérsico tienen por objetivo demostrar la resolución de Irán e intimidar al enemigo, dando lugar a una mayor precaución en su cálculo político y militar”, dijo el general de Brigada de las fuerzas aéreas de la Guardia Revolucionaria, Hossein Salami, según la agencia de noticias Irna. “Nuestra mano estará siempre en el disparador”, amenazó el general.

Las maniobras comenzaron a principios de semana en el estrecho de Ormuz, por donde transita un 40 por ciento de la producción mundial de petróleo, lo que explica que el precio del crudo haya vuelto a disparar su cotización el miércoles provocando sacudidas en los mercados bursátiles. Estados Unidos prometió defender a sus aliados contra cualquier agresión iraní. Adicionalmente medios especulan sobre posibles bombardeos israelíes contra Irán después de que el Estado judío realizara pruebas aéreas hace un mes.

Según el New York Times, a principios de junio Israel realizó una amplia maniobra en el este del Mediterráneo en el que participaron 100 aviones tipo F-15 y F-16, así como helicópteros. Se ejercitaron ataques a una distancia de 1500 kilómetros lo que sería equiparable a la distancia entre Israel y la planta iraní de enriquecimiento de uranio en Natán. La cúpula de Teherán ha reiterado que si Irán es atacado habrá represalias contra Washington y Tel Aviv.

Iran testet neun Raketen bei Militärübungen am Persischen Golf

La televisión iraní mostró las imágenes de las pruebas realizadas por las Fuerzas Revolucionarias de Irán.

Reacciones de condena

Mientras tanto, en Estados Unidos el candidato demócrata Barack Obama subrayó que las pruebas iraníes demuestran la necesidad de fortalecer los esfuerzos diplomáticos y eventualmente endurecer las sanciones contra dicho país. En cambio su adversario republicano, John McCain, calificó el proceder iraní como “prueba fehaciente de la necesidad de un sistema de radar antimisiles estadounidense”.

Berlín al igual que otras capitales europeas condenó las pruebas de misiles. “Tomamos conocimiento de esta noticia con preocupación”, dijo el portavoz del gobierno alemán, Thomas Steg. “Lo más alarmante es que los misiles puestos a prueba podrían transportar cabezas nucleares”, dijo.

Portavoces en Washington exhortaron a Irán a dejar las pruebas de misiles y suspender el programa para el desarrollo de misiles balísticos, que pueden ser utilizados como portadores de armas atómicas. EEUU, Rusia y China cuentan con su propio sistema de misiles balísticos intercontinentales. Francia posee uno de muy largo alcance y está desarrollando un sistema especial para submarinos. India y Corea del Norte también desarrollan sus propios programas.

Rice unterzeichnet Grundsatzvertrag zum Bau einer Radaranlage, Proteste in Prag

Protestas en la República Checa a la instalación del radar estadounidense.

Sistema de defensa antimisiles

El martes pasado la Secretaria de Estado norteamericana Condoleeza Rice firmó en Praga un acuerdo para instalar en la localidad checa de Brdy, en Bohemia, un radar antimisiles que es parte de un polémico sistema de defensa que la Administración Bush quiere desplegar en el centro y este de Europa para prevenir ataques potenciales de países como Iran y otras naciones de Asia. El sistema estadounidense pretende instalar silos para proyectiles en Polonia en donde las negociaciones no han concluido. Washington cuenta con que Irán estará en condiciones de alcanzar el territorio estadounidense en el año 2015.

La televisión iraní mostró imágenes de las pruebas realizadas por la Guardia Revolucionaria iraní. En ellas se ven misiles de mediano alcance tipo Schahab-3, que tiene un alcance de 2000 kilómetros con el que Irán podría alcanzar objetivos israelíes. También fueron probados cohetes de corto alcance que pueden volar una distancia de entre 200 y 400 kilómetros.

El presidente estadounidense George W. Bush, ha reiterado en varias ocasiones que está dispuesto a utilizar la fuerza militar si Irán no cede a su empeño de continuar con su programa para desarrollar armas nucleares, lo que niega Teherán. Según el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung, la CIA tiene indicios de que este programa existía en el 2003 y probablemente su desarrollo continúa. Por esta sospecha el Consejo de Seguridad de la ONU exhortó a Irán a suspender todas las actividades para el enriquecimiento de uranio hasta que sean respondidas todas las cuestiones en torno a su aspiración de desarrollar un programa nuclear de uso civil. Irán hizo caso omiso a la advertencia de la ONU por lo que le fueron aplicadas sanciones.

Al mismo tiempo los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad y Alemania ofrecieron al régimen de Teherán nuevas negociaciones y ayuda técnica en el desarrollo de un programa nuclear con fines civiles si coopera con Occidente.

DW recomienda