1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irán en la mira del Estado Islámico

Irán participa activamente en la lucha contra la milicia terrorista en Siria e Irak. Hasta ahora, el país se había librado de ataques terroristas. ¿Se ha producido un cambio?

Los atentados de Irán estaban profesionalmente coordinados de cara a conseguir sus objetivos. Dos grupos de atacantes golpearon en Teherán el corazón de la república islámica. Varios hombres armados irrumpieron en el mausoleo del líder revolucionario, ayatolá Jomeini, a 20 km de la capital iraní. Y mientras uno de ellos se inmoló frente al edificio, el resto comenzó a disparar alrededor.

 

Más información:

-Estado Islámico reivindica doble atentado en Irán con varios heridos y muertos

-Irán: Jamenei afirma que terroristas serán derrotados

 

En ese mismo momento, otros cuatro entraban en el complejo parlamentario del centro de Teherán. Según la prensa, se vistieron como mujeres para poder acceder y abrieron fuego una vez dentro. Dos de ellos se inmolaron y el resto se parapetó en el edificio enfrentándose durante horas a las fuerzas de seguridad. Al final, cuatro de los atacantes fueron abatidos, no sin antes dejar varios muertos y decenas de heridos.

Máquina de propaganda del EI

Entretanto, la milicia sunita Estado Islámico reconoció la autoría de estos atentados tan preparados. Si realmente está detrás del ataque, la amenaza contra Irán pasaría a un nuevo nivel. Los atentados se han generalizado desde hace años en toda la región de Oriente Medio. Pero Irán y su capital todavía seguían a salvo del terrorismo.

Por su parte, los medios estales iraníes se mostraron reticentes a informar sobre los atentados. Aamaq News, el canal inoficial del EI, emitió un video de 24 segundos mientras se producían los atentados, en el que se veía la entrada de los atacantes al Parlamento y dos de los terroristas amenazaban a Irán en árabe. Es muy extraño que el EI se atribuya los ataques mientras estos están en curso. Normalmente reconoce la autoría cuando ya han pasado.

 Además, el ataque a la tumba de Jomeini es algo simbólico. En 1979, Jomeini fue el responsable de fundar la república chiita de Irán, tan odiada por el EI. Como poder  hegemónico de los chiitas en Oriente Medio, Irán está en lo alto de la lista de enemigos de la milicia islámica.

En el punto de mira

El gobierno de Teherán participa activamente en la lucha para combatir al EI en Irak y Siria. Sin embargo, pese a las continuas amenazas recibidas por la milicia, prácticamente no había sufrido atentados. Algunos lo atribuyen a la estrecha vigilancia de los servicios de inteligencia iraníes. Normalmente, sus reportes se limitan a pequeños ataques a manos de grupos radicales sunitas que actúan fuera de las grandes ciudades. El último gran ataque de estas características fue ya hace siete años.

Sin embargo, últimamente parece que el EI tiene a Irán cada vez más en su punto de mira. En marzo de 2016, un video de propaganda divulgado en redes sociales presentaba a un yihadista enmascarado que amenazaba con someter a Irán hasta convertirla en una nación sunita. Hace un año, el Ejército iraní reconoció que había abortado unos 50 atentados de grupos cercanos a la milicia. Y en noviembre, un terrorista suicida se inmoló en una gasolinera cerca de Bagdad provocando 90 muertes en una zona donde había peregrinos iraníes. Además, desde el inicio de los combates en la vecina Irak, se repiten los casos de soldados iraníes que interceptan a extremistas cuando tratan de entrar en el país.

Aun así, el gobierno de Teherán sigue tratando de restar importancia a este tipo de atentados. La declaración de las fuerzas antiterroristas hablaba de "varios terroristas aislados" que habían conseguido entrar en la ciudad y habían sido "neutralizados", sin aclarar de dónde procedían.

Tampoco el presidente del Parlamento, Ali Laridschani, que estaba en el complejo de edificios en el momento del atentado, quiso dar mayor importancia al atentado, calificándolo como un suceso que demuestra que los terroristas "quieren causar problemas". 

Desde el gobierno de Teherán, algunos se apuntan hacia Arabia Saudita como responsable de los ataques. Ambos países tienen una relación muy tensa desde hace años. Unas relaciones que, debido a la crisis de Qatar, se encuentran actualmente en su punto más bajo.

Autor: Thomas Latschan (JAG/DZC)

 

DW recomienda