1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irán devuelve uranio enriquecido a Rusia

De esta forma, Teherán cumple con una de las partes más importantes del acuerdo suscrito con las potencias mundiales sobre el programa nuclear.

Fuentes diplomáticas rusas confirmaron este lunes (28.12.2015) que Irán devolvió a Rusia 8,5 toneladas de uranio enriquecido, cumpliendo así con el acuerdo suscrito hace medio año con las grandes potencias sobre el controvertido programa nuclear iraní. Rusia ya transportó el uranio a un lugar seguro. “El proceso ha terminado”, dijo la fuente oficial a la agencia TASS en Viena.

A cambio, Teherán recibirá 140 toneladas de mineral de uranio concentrado, material que ya no se podrá utilizar para la fabricación de armas nucleares. Según el acuerdo, la República Islámica se comprometió a limitar sus reservas de uranio enriquecido a 300 kilogramos, a desmantelar dos tercios de sus centrifugadoras y a transformar el reactor de agua pesada de Arak para evitar que produzca plutonio.

Una vez que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) confirme que Teherán ha cumplido con todos sus compromisos, las grandes potencias (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania) levantarán las sanciones internacionales. Precisamente, el OIEA dio carpetazo hace dos semanas a la investigación de la posible dimensión militar del programa nuclear iraní y abrió así la vía para aplicar el histórico acuerdo a partir de enero.

Kerry, “complacido”

Estados Unidos confirmó el envío del uranio a Rusia. El secretario de Estado, John Kerry, dijo estar “complacido de reportar que hemos visto importantes indicios de los progresos de Irán a la hora de completar sus obligaciones en el marco del acuerdo” alcanzado con las potencias en julio pasado. De esta manera, según Kerry, si Irán quisiera sacar adelante un programa nuclear tomaría nueve meses obtener la cantidad de combustible necesario para ello, y no tres como hasta ahora.

“Este traslado de todo el material enriquecido de Irán es un paso significativo hacia el cumplimiento de Irán sobre su compromiso de tener no más de 300 kilogramos de uranio de bajo enriquecimiento”, indicó Kerry. Irán aceptó un corte drástico en su capacidad de almacenamiento de uranio enriquecido, así como inspecciones internacionales a sus centrales con el fin de poner término a unas sanciones que han lastrado considerablemente la economía del país.

DZC (EFE, AFP, dpa)


DW recomienda