1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Irán decide su futuro en elecciones históricas

Este viernes Irán celebra unas reñidas elecciones que definirán si la república islámica sigue atrapada en el fundamentalismo de Mahmud Ahmadineyad o si hay una apertura hacia Occidente con su principal adversario.

default

Una joven simpatizante de Mousavi, el principal contrincante de Ahmadineyad.

El actual presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad es sin duda controvertido. Sus adversarios lo acusan de haber llevado al país al aislamiento con su política de provocación, mientras que los países occidentales critican su postura frente a Israel y su empecinamiento en el desarrollo del programa nuclear iraní.

Aunque son cuatro los candidatos que se presentan a los comicios, el principal rival de Ahmadineyad es el moderado Mirhosein Musavi, que es apoyado por miles de seguidores que han salido a las calles de Teherán a demostrarle su apoyo. La población de Teherán, más de ocho millones de habitantes, ha tenido que armarse de paciencia en los últimos días. Mítines electorales multitudinarios en las calles han bloqueado las vías públicas produciendo retrasos de horas de duración.

Iran Wahlen 2009

Zahra Rahnavard, esposa del candidato reformista, Mirhosein Musavi.

Aires de libertad

Pese a que durante y antes de las elecciones prevalecen estrictas regulaciones, en esta ocasión, se respira una libertad que hace 30 años no se vivía en la República Islámica. Los candidatos discuten abiertamente y sin censuras en la televisión y por primera vez una mujer participa activamente en apoyo a su marido. Zahra Rahnavard, esposa de Mirhosein Musavi, es catedrática en ciencias políticas y fue asesora del ex -presidente Mohammad Khatami.

Por promover activamente la candidatura de su esposo, que se ha convertido en un serio rival de Ahmadineyad, Zahra Rahnavard se ha convertido en blanco de despectivos ataques de Ahmadineyad. Durante un debate electoral con Musavi, Ahmadineyad le mostró un documento con la foto de su esposa “¿Conoce a esta mujer?”, le preguntó y luego dijo que había llegado a la universidad sin pasar las pruebas de acceso.

Rahnavard respondió con aplomo diciendo que Ahmadineyad no sólo la había ofendido a ella sino a todas las mujeres y a todos los iraníes y le advirtió que si no se disculpaba lo demandaría.

Este aplomo y seguridad en sí misma podría movilizar a quienes llevaron a Khatamí a la presidencia y luego quedaron decepcionados: las mujeres y los jóvenes, sobre todo en la capital, Teherán y en otras ciudades. Si se produce una participación masiva de ellos en las elecciones, muy bien podría quedar Ahmadineyad derrotado.

Präsidentschaftswahlen im Iran

Mujeres a favor de Ahmadineyad.

Críticas a Ahmadineyad

Mirhosein Musavi y su combativa mujer son los principales adversarios de Ahmadineyad, sin embargo también aspiran al máximo cargo el ex -comandante de la Guardia Revolucionaria Mohsen Rezai, y el moderado Mehdi Karroubi, de 72 años, un religioso de nivel medio.

Pese a las diferencias que pueda haber entre los candidatos, todos coinciden en su crítica al estilo y contenido de la política de Ahmadineyad. En primer lugar lo responsabilizan de la difícil situación económica en la que se encuentra el país. Rezai advierte que el presidente conduce al país a la ruina, Mousavi lo critica por haber conducido a Irán al aislamiento y con ello haber provocado profundos daños al país.

Pero la acusación más común es que Ahmadineyad repartió “regalos” para mejorar sus posibilidades de triunfo, desde la construcción de una nueva calle en lugares apartados hasta la distribución de papas en eventos de campaña, financiados con los ingresos del petróleo, "de los que todos debieran beneficiarse".

Symbolbild Obama Iran Irak Israel Nahost

Barack Obama con las banderas de Iran e Irak como trasfondo.

Política nuclear e Israel

Lo que si no está a discusión es la política nuclear de Irán. En este punto todos los políticos coinciden con amplios sectores de la opinión pública en que Irán tiene derecho a desarrollar su propio programa nuclear. Tampoco está a debate la postura de Irán frente a Israel, aunque Mousavi ha responsabilizado a la postura anti-semita de Ahmadineyad y su negación del Holocausto como principales causas del aislamiento de Irán. Esta política le ha sido de utilidad a Israel, por ejemplo con la guerra en Gaza y la Conferencia Anti-racista de la ONU en Ginebra.

Mirhosein Mousavi explica porqué: “Tras los asesinatos en Gaza los europeos estaban trabajando en una resolución contra Israel -de cara a dicha conferencia, pero debido a las declaraciones de Ahmadineyad, todos abandonaron sus críticas y respaldaron a Israel”, dice.

La futura política frente a Estados Unidos no se discute abiertamente pero si juega un papel importante. Las propuestas del presidente estadounidense, Barack Obama, no han pasado inadvertidas por Ahmadineyad, sin embargo el tan anhelado diálogo entre Teherán y Washington sería mucho más fácil si Mousavi resultara electo. Aunque aquí, al igual que en la política nuclear, el que tiene la última palabra es el Ayatollah Ali Khamenei y a diferencia de lo que la población quiere, Khamenei intenta por todos los medios evitar una normalización de las relaciones con Estados Unidos porque teme que eso conduzca a una americanización de la sociedad iraní, que acabe dando la espalda a los ideales de la Revolución Islámica de 1979.

Autor: Peter Philipp/ Eva Usi

Editor: Enrique López

DW recomienda