1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irán condena a prisión a periodista estadounidense

Jason Rezaian, reportero de The Washington Post, fue detenido en julio de 2014 en Teherán y es acusado de espionaje.

El Tribunal Revolucionario de Teherán confirmó este domingo (23.11.2015) la sentencia de prisión dictada en contra del periodista irano-estadounidense Jason Rezaian (en la foto), quien trabaja para el periódico The Washington Post. De acuerdo al portavoz judicial Gholamhossein Mohseni Ejei, el reportero deberá “pasar un período en la cárcel”, pues ello forma parte “de la sentencia” contra el profesional. Se desconocen más detalles de la condena.

En Estados Unidos, el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, dijo a la prensa que estaba al tanto de la información, pero que no existía una confirmación independiente de la noticia. No estuvo claro de inmediato por qué Irán no ha dado detalles del dictamen en contra del reportero de 39 años, detenido en julio de 2014 en Teherán y a quien los fiscales iraníes acusan de espionaje.

Según el portavoz judicial iraní, la noticia no ha sido transmitida oficialmente a Rezaian. El pasado mes de octubre, el propio Ejei informó que el caso ya contaba con un veredicto, aunque señaló que tanto la acusación como la defensa podían apelar. Una portavoz del Departamento de Estado estadounidense dijo que “si es cierto (que hay una condena), instamos a las autoridades iraníes a dejar sin efecto esta sentencia y liberar a Jason”. Irán no reconoce la doble nacionalidad de Rezaian y bajo sus leyes es únicamente iraní.

¿Canjeable?

Rezaian fue detenido junto a su esposa y dos amigos el 22 de julio de 2014. Tras varias semanas de detención, todos fueron liberados salvo Rezaian, que tras más de diez meses de encarcelamiento fue finalmente acusado por la fiscalía de espionaje por “haber recopilado información” sobre temas de “política interna y exterior” iraní, y suministrarla a “personas indebidas”. Además, se le acusó de “cooperar con estados hostiles” y emitir “propaganda contra la República Islámica”.

Desde el momento de su detención, los familiares del periodista y la dirección de The Washington Post consideraron que no existe razón alguna para que Rezaian siga detenido y apuntaron a que todo el caso ha sido una “herramienta” para influir en las negociaciones del pacto nuclear de Irán con Occidente, que culminaron con éxito el pasado 14 de julio.

Altos funcionarios iraníes, como el presidente del Parlamento, Ali Larijani, y el propio presidente Hassan Rohani han propuesto en diversas ocasiones la posibilidad de canjear a Rezaian por un iraní preso en los EE. UU.

DZC (Reuters, EFE)


DW recomienda