1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Invasión de medusas en el Mediterráneo

Es una escena típica este verano en el Mediterráneo: aguas turquesas, arenas blancas y muchos turistas que no están en el agua. La razón: las medusas. Los científicos culpan a la pesca excesiva y al cambio climático.

Medusas en las islas Canarias.

Medusas en las islas Canarias.

“Este es el año de las medusas”. Así lo señala Stefano Piraino, biólogo marino de la Universidad de Salerno en Italia. Durante los últimos años ha habido un aumento sostenido del número de medusas en el Mediterráneo, dice Piraino a DW. "Sobre todo en verano, cuando las temperaturas alcanzan los niveles más altos".

La mayoría de las medusas en el Mediterráneo son inofensivas. Sin embargo, cada año alrededor de 150.000 personas han recibido un tratamiento por picaduras de medusas en la región. Y la tendencia va en aumento.

La pesca excesiva es una de las razones por las que el número de medusas ha aumentado en el Mediterráneo. “Si nos deshacemos de todo el pescado, reducimos el número de depredadores de medusas”, explica Piraino.

Un problema, múltiples causas

Piraino advierte que el cambio climático podría estar jugando un papel importante. Si el Mar Mediterráneo se calienta lentamente, incluso un grado o dos, las medusas pueden reproducirse rápidamente. Su tasa de reproducción es generalmente superior a la de un pez corriente. Un aumento en la temperatura de las aguas podría generar un problema mayor en el futuro.

Las medusas llegan al Mediterráneo a través del Canal de Suez.

Las medusas llegan al Mediterráneo a través del Canal de Suez.

Las especies de medusas de aguas cálidas pueden sobrevivir ahora en regiones que antes eran demasiado frías para ellas. “Hay un número de medusas no originarias de aquí provenientes del Mar Rojo. Incluso hay especies tropicales y subtropicales que han entrado ya al Mar Mediterráneo por el Canal de Suez”, explica Piraino.

Las comunidades de medusas más grandes han sido vistas en la parte oriental del Mediterráneo, cerca del Canal de Suez. Una especie encontrada allí fue la medusa Rhopilema nomadic. Esta puede provocar dolorosas picaduras en los humanos. De hecho, la Unión Europea la ha puesto en la lista de especies marinas más invasivas de Europa.

En algunas partes costeras de España, los científicos han visto kilométricas colonias de medusas, algunas con más de 30 a 40 animales por metro cuadrado de superficie marina.

Los turistas, una ayuda para los científicos

Stefano Piraino, el biólogo marino italiano, terminó recientemente un viaje de investigación para monitorear la evolución de las comunidades de medusas a lo largo de más de 300 kilómetros de la costa mediterránea.

Los científicos que se ocupan de rastrear estos animales, también esperan poder reclutar a turistas que les puedan ayudar en sus investigaciones. Piraino y sus colegas han desarrollado una aplicación para smartphones en las que los turistas pueden informar sobre brotes de medusas. “Si estás en la playa y ves una medusa, puedes enviarnos la foto. En los últimos tres años, hemos recibido más de 10.000”, dice Piraino.

Las aguas del Mediterráneo han visto la aparición de medusas provenientes de aguas tropicales.

Las aguas del Mediterráneo han visto la aparición de medusas provenientes de aguas tropicales.

Los salvavidas también juegan un papel importante en la lucha contra las medudas en el Mediterráneo. Ellos se dan cuenta rápidamente de sus modelos de migración en la región.

“Todo depende de la corriente de agua y del viento”, dice Paul, un salvavidas de la isla española de Formentera. “Cuando el viento sopla del occidente, las medusas empiezan a aparecer”, describe.

Aunque los salvavidas también deben gestionar las picaduras de medusas. “Tengo que lidiar con muchos niños que vienen llorando porque les ha picado una medusa, pero no creo que eso afecte al turismo”, dice Paul. “La gente solo debe tener cuidado al nadar”.

En pleno fin de verano, cuando la temperatura de las aguas en el Mediterráneo aumenta sensiblemente, todos se preparan para la indeseada temporada de medusas.

DW recomienda