Intervención militar en Libia disminuye riesgo de guerra civil | La prensa opina | DW | 21.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Intervención militar en Libia disminuye riesgo de guerra civil

El significado de la intervención militar internacional en Libia es motivo de comentarios de la prensa europea.

default

Un edificio gubernamental en Trípoli derrumbado por un misil.

Neue Zürcher Zeitung, de Zürich: “El hecho de que haya sido Francia y no Estados Unidos quien empezó con los ataques aéreos tiene un significado práctico, simbólico y político. Simbólico porque tanto para Europa como para el mundo árabe es importante que la yunta británico-francesa pueda tirar del carro y que no siempre tenga que ir a trote detrás de Estados Unidos. Tanto en política interna como en la internacional, Sarkozy ha logrado presentarse como protector de los derechos humanos y también, de nuevo, como un hombre de acción. Hasta hace pocas semanas su política hacia el norte del África se encontraba hecha añicos, debido a la lenta reacción a los acontecimientos en Túnez y Egipto. Con responsabilidad y olfato ha logrado para Francia, para Europa y para sí mismo un mejor papel”.

Disminuir peligro de guerra civil

Süddeutsche Zeitung, de Múnich: “La Liga Árabe se declaró a favor de una zona de exclusión aérea sobre Libia antes que el Consejo de Seguridad. No es suficiente. Los pilotos árabes también tienen que pelear contra las tropas de Gadafi. Sólo así se puede rebatir el viejo argumento árabe según el cual una misión militar representa una agresión de las potencias coloniales y los cruzados que quieren asegurarse los campos petrolíferos. Si Occidente y por lo menos algunos países árabes responden por la misión, los rebeldes tienen alguna probabilidad de derrocar a Gadafi. Así disminuye el peligro de una guerra civil en el Mediterráneo, que desestabilice la región por años. Y así queda la esperanza de que Occidente gane credibilidad en el mundo árabe, quizá también ante algunos de sus dirigentes”.

Entrar a la Historia como un demente

Gazeta Wyborcza, de Varsovia: “La intervención militar en Libia debe tener objetivos delimitados y debe ser de limitada duración. Ni Estados Unidos ni Europa pueden permitirse, por motivos políticos, económicos y también morales, otra guerra prolongada en un país islámico. Los mismos libios deben derrocar a Gadafi, el mundo sólo puede ayudarlos en ello […] Ha sido muy grave que Occidente esperase tanto para intervenir. Es bueno, no obstante, que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas diera su aprobación antes. Sólo queda esperar que Gadafi no quiera entrar en la Historia como un demente que arrastró consigo a la muerte a miles de personas”.

The Times, de Londres: “Será difícil lograr el objetivo último de esta acción militar. Gadafi ha demostrado que está dispuesto a reprimir brutal y cruentamente a su pueblo. La resolución de Naciones Unidas atañe a una misión humanitaria cuya meta es lograr un cambio de Gobierno. El comportamiento de Gadafi muestra que una misión humanitaria no es posible mientras él esté en el poder y siga utilizando la violencia. Lo mejor sería que los rebeldes lograsen en Libia derrocarlo, mientras las fuerzas aéreas de los Aliados ponen en jaque a los aviones militares y a la artillería de Gadafi. No se debe perder tiempo, Gadafi debe ser detenido lo más rápido posible”.

Los libios decidirán su destino

Libération, de París: “Permitir que Gadafi masacrase a su pueblo era un mensaje de dudoso calibre para los dictadores de la región, que les prometía impunidad justamente en el momento en que los pueblos árabes luchan por su libertad con un ímpetu histórico. Por el contrario, esta intervención militar pone a los regímenes autoritarios bajo presión y los obliga a hacer reformas, siguiendo el ejemplo del rey Mohamed VI de Marruecos […] Los mismos libios decidirán su destino. El domingo a la noche, Bengasi y su millón de habitantes se libraron, en el último minuto, de un baño de sangre. Hasta hace pocos días eso formaba parte de un sueño lejano”.

mb/dpa
Editor: Enrique López