1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Interrogatorio a pareja de Greenwald levanta críticas

Brasil expresó su "seria preocupación" por la detención transitoria en Londres del brasileño David Miranda, pareja del periodista de "The Guardian" Glenn Greenwald, que difundió datos filtrados por Edward Snowden.

default

David Miranda y Glenn Greenwald (foto de archivo).

El Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño calificó de "injustificable" que David Miranda, de 28 años, haya sido demorado el domingo durante nueve horas en un aeropuerto de Londres para un interrogatorio realizado sobre la base de las leyes antiterroristas británicas. El joven brasileño no tuvo posibilidad de contactar a nadie durante el lapso en que permaneció retenido en Heathrow.

"Se trata de una medida injustificable para involucrar a un individuo contra quien no pesa ninguna acusación que pueda legitimar el uso de la referida legislación", expresó el gobierno brasileño a través de un comunicado, en el que afirma esperar "que incidentes como el registrado con el ciudadano brasileño no se repitan".

De acuerdo con el rotativo británico “The Guardian”, las autoridades confiscaron a Miranda el móvil, la computadora portátil y dispositivos de almacenamiento.

La policía británica confirmó que el domingo, a las 8:05 horas, un hombre de 28 años fue puesto en custodia bajo las leyes antiterroristas. A las 17:00 hora local fue liberado. Miranda viajaba de Berlín a Río de Janeiro.

“Intento de intimidación”

Greenwald calificó el incidente como un intento de intimidación fallido que lo alienta a seguir informando aún más. "Se trata de un grave ataque a la libertad de prensa", dijo. Una "amenaza seria para los periodistas en todos lados", agregó.

La organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional señaló en una declaración de prensa difundida en Internet que Miranda había sido víctima de un "acto de venganza injustificado". Su detención fue "ilegal e imperdonable", afirmó Widney Brown, experto en derecho internacional en Amnistía. Agregó que era "muy improbable" que Miranda haya sido interrogado casualmente. Dijo asimismo que el incidente demuestra cómo una ley puede ser mal empleada para cometer pequeños actos de venganza y que no hay motivos para suponer que Miranda pueda representar una amenaza para el gobierno británico.

Crítica laborista

El representante del Partido Laborista Tom Watson dijo al diario que la noticia lo había impresionado. "Es casi imposible concluir, incluso sin conocer por completo el caso, que la pareja de Glenn Greenwald pueda ser un sospechoso de terrorismo". Afirmó que debe ser aclarado si algún ministro tuvo conocimiento de la decisión y quién la autorizó.

La ley antiterrorista británica permite a los órganos de seguridad demorar a las personas hasta nueve horas en los controles de frontera. Los afectados no tienen automáticamente el derecho a un abogado. Además, negarse a declarar puede ser penado.

er (dpa, afp)

DW recomienda