1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Internet para refugiados

Deutsche Telekom estima que hasta un 80 por ciento de los refugiados adultos en Alemania posee un teléfono inteligente. Los dispositivos fueron vitales para su odisea hasta llegar aquí y pueden seguir ayudándoles.

Programadores, infógrafos y empresas de nuevas tecnologías luchan para desarrollar redes en línea portales multilingües para ayudar a las decenas de miles de refugiados que llegan a Alemania con poco más que un smartphone en el bolsillo. "Para los refugiados, estos teléfonos inteligentes son herramientas para la supervivencia", dice Stephan Göllner, infografista especializado en temas urbanos. "Son cruciales a la hora de decidir qué camino seguir para llegar hasta aquí y, después, son indispensables para mantener el contacto con sus familiares en casa y en Europa".

Pero la tecnología de los teléfonos inteligentes también puede desempeñar un papel importante para que los refugiados se registren oficialmente como solicitantes de asilo y aprendan sobre la vida en Alemania. La compañía de Göllner, Place/Making, acaba de desarrollar un sitio web de orientación y una aplicación llamada InfoCompass (info-compas.eu). Contiene información especialmente adaptada para los refugiados, en seis idiomas diferentes, sobre cómo moverse en el distrito berlinésde Reinickendorf, cuyos alojamientos de emergencia acogen a miles de refugiados.

A la capital alemana ya han llegado unas veinte mil personas en las últimas semanas. Y se espera que esa cifra se duplique en los próximos meses, ya que Berlín acogerá a una parte importante de los 800.000 refugiados que, según cálculos oficiales, llegarán a Alemania.

Friedrich Kiesinger, director ejecutivo de Albatros GmbH, patrocinó el sitio web para refugiados InfoCompass en Reinickendorf. Albatros opera centros de acogida de refugiados en varios lugares de Berlín, incluyendo el de un gigantesco centro cubierto de deportes detrás del Estadio Olímpico.

Enormes necesidades de información

Kiesinger afirma que los refugiados tienen una enorme necesidad de información. Y de comunicarse. "Lo primero que hacen tras instalarse ens el centro es ir de cabeza a comprar una tarjeta de teléfono", dice.

Berlin InfoCompass-App für Flüchtlinge

Aprendiendo a usar la aplicación InfoCompass en el teléfono inteligente.

Deutsche Telekom, la principal empresa de telefonía del país, estima que hasta un 80 por ciento de los refugiados adultos que llegan a Alemania posee un smartphone. Telekom anunció la creación de un grupo de trabajo interno para estudiar formas de ayudar en la crisis de los refugiados que vive Europa. Tomó la decisión después de que las imágenes del cuerpo sin vida del niño de tres años Aylan Kurdi ahogado en una playa turca conmocionaran al mundo.

Desde entonces, Telekom ha proporcionado conexión wifi a cinco centros de registro de refugiados y está trabajando para instalarla en otros 25 centros en los próximos días. "Vamos a ayudar en lo que podamos, pero estamos recibiendo tantas solicitudes que le pedimos a la gente comprensión, porque no podemos dispensar ayuda en todas partes a la vez", dice Christian Illek, director de recursos humanos de Deutsche Telekom. También Telekom planea sacar su propia plataforma en línea de información para los refugiados a finales de mes.

Registrarse antes de que lleguen

La mayor compañía de software de Europa, SAP, trabaja en la creación de una aplicación que permita a los refugiados informar a las autoridades de su venida, incluso antes de que lleguen. La app podría incorporarse oficialmente a los procesos legales de solicitud de asilo. Así como convertirse en el primer paso hacia la búsqueda de empleo. SAP ha ofrecido gratuitamente el programa informático al Gobierno Federal.

La mayoría de la gente dice que es demasiado pronto para decir si los teléfonos inteligentes y aplicaciones móviles serán tan útiles a los refugiados para establecerse en Alemania como lo fueron para llegar hasta aquí. Pero para los miles y miles de alemanes que están ansiosos por echar una mano y las muchas organizaciones oficiales y no gubernamentales que luchan por organizar el tsunami de voluntarios, ya han demostrado ser de gran ayuda.

Cuando la primera oleada de 450 refugiados llegó a principios de este mes a las salas deportivas del señor Kiesinger, detrás del Estadio Olímpico, no había ni suficiente agua, ni biberones ni pañales para todos. Voluntarios crearon rápidamente una página de Facebook para informar sobre el tema y avisaron a sus activistas por correo electrónico. Para cuando sus encargados llegaron al polideportivo, ya se estaban distribuyendo las primeras donaciones conseguidas.