¿Intento de atentado en un estadio de fútbol alemán? | Alemania | DW | 31.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

¿Intento de atentado en un estadio de fútbol alemán?

La policía germana confirmó la detención de un joven de 25 años que, supuestamente, habría escondido tres artefactos explosivos cerca del campo de fútbol del Borussia de Dortmund, en el noroeste del país.

default

Westfalenstadion, el campo del Borussia de Dortmund.

El pasado martes, un alemán de 25 años fue detenido en un hotel de la ciudad de Colonia, a unos 100 kilómetros de Dortmund, informaron hoy las autoridades alemanas. En su casa se habrían encontrado objetos sospechosos de ser explosivos, además de un laboratorio químico completo.

Si todo ello estaba operativo no está claro, ya que aún continúan las investigaciones. “Tras una primera valoración”, comunicó la policía, “no se puede hablar de peligro grave para la población". El diario sensacionalista Bild, sin embargo, habla de un intento de atentado inminente en el Westfalenstadion, el estadio del Borussia de Dortmund.

¿El próximo sábado?

Según Bild, el hombre habría tenido en el punto de mira el partido de la Bundesliga del próximo sábado, que enfrenta al Borussia contra el Hannover 96 y reunirá a unos 80.000 espectadores. La policía, no obstante, no se pronunció sobre este dato.

Acerca de los motivos del joven nada se sabe. Habría sido él mismo quien informó anteriormente de sus planes. Ya en febrero se puso supuestamente en contacto con la Embajada alemana en Islamabad y habló a los funcionarios de planes para perpetrar dos atentados en Alemania, indicando el Westfalenstadion como posible objetivo.

Una vez detenido, el sospechoso dio al parecer a conocer el lugar en el que se encontraban las bombas durante el interrogatorio. Los agentes estuvieron investigando el caso los dos últimos días en las localidades de Dortmund y Krefeld. En ambas habrían encontrado, escribe Bild, depósitos con explosivos y armas, aunque el último no fue confirmado por las fuerzas de seguridad.

¿Un caso de extorsión?

Con todo, la policía no descarta que el caso esté relacionado con un intento de extorsión. Ya antes de la detención del sospechoso tenían los agentes indicios que apuntaban en esta dirección. El análisis de unos correos electrónicos relacionó al sospechoso con un caso de chantaje a una empresa, que tuvo lugar en 2010 aún no ha sido resuelto.

Editora: Luna Bolívar Manaut (dpa)

DW recomienda